Spain

Ziganda se estrena en un duelo a vida o muerte ante el Lugo

El tiempo es elástico y puede estirarse o encogerse según las circunstancias. Si para los equipos que luchan por el ascenso o meterse arriba aún quedan catorce jornadas, para el Lugo y el Oviedo el matiz es que quedan “solo” catorce fechas. Con esa premisa, la de que cada partido que se pierde y cada punto que vuela puede ser definitivo, el encuentro entre asturianos y gallegos toma un cariz de casi definitivo en la pelea por escapa de abajo. Empatados en puntos, en posiciones de descenso y en angustias, ambos cuadros enfocan el partido como uno de esos que cuentan mucho más que los tres puntos en juego.

Parece que el Lugo llega ligeramente mejor. Los de Curro Torres suman cuatro de los últimos seis puntos y mejoraron, por este orden, su juego ante el Elche y su intensidad ante el Fuenlabrada. Con la irrupción de los fichajes de invierno, los albivermellos parecen haber sumado nuevos bríos, por lo que parece que El Hacen y Jaime Seoane serán titulares, con Pita y Grau peleando por el tercer puesto en la medular. Vuelve Herrera, el hombre gol, y Rahmani querrá seguir creciendo en la zurda.

Mientras, el Oviedo llega en plena convulsión tras el acelerado despido de Rozada en favor de Ziganda. Con todos los entrenamientos de la semana a puerta cerrada, es complicado saber el once y las variaciones que el “Cuco” mostrará sobre el verde lucense, aunque se apunta más a retoque que a revolución. Como principal novedad podría aparecer Grippo en el eje de la zaga de un equipo que ya es el más goleado de la categoría. Puede que el resultado no del partido no sea definitivo para ninguno de los dos pero el tiempo, que puede ser muy elástico recuerden, se puede encoger peligrosamente para el que caiga derrotado.