Spain

"Ya no hay risas con En-Nesyri"

Sevilla FC El marroquí, goleador en la reacción sevillista esta temporada

Ya no hay risas con En-Nesyri

Risas y lamentos. Guasa mezclada con indignación. Mala leche sincronizada con incriminación. Son muchos los estados por los que ha pasado el seguidor del Sevilla a la hora de valorar la capacidad de los delanteros de su equipo, más concretamente la de Youssef En-Nesyri, un jugador al que hasta ahora consideraba un fichaje impropio del Sevilla. Para algunos incluso un bulto sospechoso que no tenía ni por asomo cabida en un proyecto ganador como el nervionense. Qué tozuda es la realidad cuando golpea como un péndulo. Un día y otro. Y otro. Y otro. Y así hasta tener que bajarse del caballo perdedor, ese que va siempre por la calle de los prejuicios tomados de antemano. De Lopetegui, pasando por Koundé en sus primeros meses, incluso alcanzando a De Jong. Habrá quien todavía diga que el entrenador es un "cagón" o que el holandés no vale ni para un equipo que pelee por la permanencia. Ni levantar títulos o conseguir MVP en finales entierran los manidos clichés. ¿Un delantero de 30 goles hace falta? Machín lo tuvo. ¿Cómo quedó ese Sevilla? Pues eso.

En cuanto a En-Nesyri, pocos confiaban en el rendimiento que está empezando a dar en el Sevilla, cuando aún no se ha cumplido un año de su llegada, con el tremendo salto que supone cambiar Leganés por Sevilla. Las adaptaciones de los jugadores sólo valen para los que pensamos que va a triunfar. El otro debe dar rendimiento desde su presentación. Si se equivoca en sala de prensa, colleja. Como si encajar en el plan de Lopetegui fuese sencillo. Le ha costado al mencionado Koundé; Munir comenzó a tener protagonismo al final del pasado ejercicio; e incluso una estrella como Rakitic sigue cogiéndole el aire a este Sevilla. Por no hablar de fichajes como Óscar y los que comienzan a entrar en el equipo. El delantero marroquí, acostumbrado a jugar con otra referencia y liberado en el juego de espaldas, está asimilando estos nuevos conceptos a pasos agigantados e incorporando esas facetas a su juego. ¿Es que ha costado 20 millones? Su precio anual está por debajo de la media de la plantilla. Que el coste contable de los jugadores, salario y la amortización de su precio, lo conoce ya un chaval de la ESO. Despreciar a En-Nesyri por el precio de su traspaso es absurdo. Sólo rendimiento. A Muriel no se le mató por su precio, sino porque era capaz de fallar como una escopeta de Feria. Sólo eso.

Y eso que aún no veo al máximo goleador sevillista del curso con opciones de ser titular indiscutible en este equipo. De Jong le hace mucho bien al equipo. Su ratio de goles sigue sin ser notable, pero no se puede decir que desperdicie dos ocasiones por partido. De hecho esas oportunidades son para Ocampos o Munir, sus compañeros. Al argentino le regaló ayer un gol. Ése es su trabajo, por si alguien aún no ha reparado en ello. Y En-Nesyri está aprovechando ese trabajo previo para demostrar que tiene una virtud que no se había ponderado lo suficiente: su remate. De primeras. Que no controle. Que casi ni se pare a pensar. Como un boxeador acorralado. Pum. Porque es innegable que en conducciones largas o combinaciones en espacios cortos es aparentemente torpe. Sus piernas van a mayor velocidad que su cabeza. Quiere realizar acciones donde no es brillante. Aprender a base de errar. Donde no suele confundirse es dentro del área y a un toque. Sus remates ante Levante o Celta, de cabeza y rodeado de adversarios, o acudiendo al primer palo frente a Athletic o Huesca, son la personificación de lo que un delantero debe hacer en el remate.

Aquel fallo en el mano a mano ante Neuer le perseguirá mientras vista la camiseta del Sevilla. Aunque hubiese anotado él mismo esos goles de su compañero de la delantera ante el Inter. El error no se perdona. El acierto te ofrece un tiempo de paz hasta que vuelvas a fallar. Porque todos los futbolistas se equivocan y hacen partidos malos. Todos. Pero a algunos les persigue cierta ola de desprestigio por el simple hecho de que el primer día le colocamos el cartelito de bulto. Y el tiempo me dará la razón. Unos días sí. Otros, quizás haya que meterse debajo de la alfombra, aunque grites el gol de En-Nesyri como si de una final se tratase. Porque cada gol vale oro y En-Nesyri, con 23 añitos, tiene pinta de que va a marcar muchos para el Sevilla, por mucho que después tenga que hablar en la zona mixta y se enfade con el querido Juan Baeza. Es el precio de la fama y los goles, Youssef. Más vale que te vayas acostumbrando. Ya pocos se ríen cuando es la opción recurrente para ganar los partidos. Un gol cada 94 minutos. Poca broma de la que reírse.

Football news:

Crystal Palace alquiló al máximo goleador del Maguncia Matet por 1,5 años con opción de compra por 15 millones de euros
No creo que Liverpool tenga una crisis. Entrenador Burnley después de 1-0 en Anfield
Andújar Oliver sobre el penalti a favor del Atlético: Arbilla no tocó a Suárez. Se cayó el propio ex árbitro Andújar Oliver comentó el episodio con una cita de 11 metros en el partido de liga del Eibar, Luis Suárez anotó el gol de la victoria
Loko devolvió a Shchigolev al cargo de jefe de la Academia. Trabajó en la RFS
El Napoli anunció el traspaso del delantero Arkadiusz Milik al Marsella en préstamo hasta el 30 de junio de 2022 con compra obligatoria
Liverpool tiene 34 puntos en 19 partidos, el peor resultado desde la temporada 2015/16
Klopp 0-1 con Burnley: un verdadero golpe en la cara. No fue fácil perder este partido, pero el Liverpool pudo