Spain

Wuhan, espejo del acelerón económico de China

Desde lo alto de la Torre de la Grulla Amarilla, si uno mira hacia el sur, se vislumbra la Optics Valley, la zona de desarrollo económico y tecnológico de Wuhan. Un enorme valle rodeado de edificios de más de 30 plantas, hoteles de lujo y corporaciones internacionales que se empezaron a asentar en este lugar a finales de los años 90, atraídas por los incentivos fiscales que prometía el Gobierno chino para convertir a Wuhan en una de las ciudades más avanzadas y fuertes del país. Lo lograron. En menos de una década, esta urbe con más habitantes que Nueva York subió hasta alcanzar la novena economía dentro de China.

Desde lo alto de la Torre de la Grulla Amarilla, construida originalmente en el año 223 al sur del río Yangtsé, también se ven turistas. No hay tantos como hace un par de años, pero en plena pandemia mundial, que los monumentos estén abiertos y haya visitantes, ya es algo reseñable. "Venimos a apoyar la economía local, que sufrió mucho el año pasado por el confinamiento", dice Yun Xie, un hombre de Shanghai que se ha cogido unos días libres para visitar con su familia la ciudad.

"Todas las atracciones turísticas ahora son gratuitas o están a mitad de precio. Esta medida ha ayudado a reactivar el turismo durante los últimos meses", cuenta uno de los taquilleros de la torre.

Wuhan fue la primera ciudad cerrada en la pandemia. Esta semana se cumple justo un año de aquello. Después de 76 días de un estricto confinamiento, el bloqueo se levantó el 8 de abril.

Paulatinamente, la ciudad ha ido recuperando la vieja normalidad. Llevan desde mayo sin contagios. Y la economía, con un PIB que cayó un 10,4% los primeros tres meses de 2020, ya está cerca de volver, reduciendo nueve puntos esa caída, a los números de hace un par de años.

Los comercios y mercados de las principales avenidas de la ciudad vuelven a estar llenos. Aunque también es cierto que muchos de los negocios que bajaron las persianas durante los cierres, no han vuelto a abrir.

"Nuestra ciudad ha completado una recuperación en V, al igual que el resto de China", asegura Hue Wei, subdirector de la Oficina de Desarrollo de Wuhan. ¿La receta para la recuperación? "Una inversión del Gobierno sin precedentes y el apoyo de muchas empresas que han venido a Wuhan a desarrollar sus proyectos", continúa.

aYUDAS

Concretamente, según las fuentes oficiales, el Gobierno chino ha inyectado más de 220.000 millones de yuanes (28.000 millones de euros) en cuatro fondos de recuperación en la ciudad. Además, para ayudar al mermado sector de la restauración, el más afectado, las autoridades locales implementaron una serie de medidas: recortar impuestos, reducir los alquileres y no cobrar tarifas de agua y electricidad.

En Wuhan, alrededor de 300 grandes empresas estatales y privadas han ampliado su negocio y oficinas tras el confinamiento. En la lista están gigantes tecnológicos nacionales como Alibaba, Tencent y Xiaomi. China Electronics, uno de los mayores productores de equipos de telecomunicaciones en el gigante asiático, fijó su sede global en Wuhan. También se instaló la multinacional estadounidense Honeywell.

En noviembre, el Ministerio de Educación de China dijo que había sacado una bolsa de empleo en Hubei, provincia donde está Wuhan, que estuvo dos meses y medio paralizada, generando más de 500.000 puestos de trabajo.

Si seguimos con unos pocos datos más: la Asociación de la Industria de Seguros de China aseguró que invirtió 50.000 millones de yuanes (6.370 millones de euros) en varios proyectos en Wuhan. En mercado inmobiliario, con unos precios que han caído, según datos del sector hasta diciembre de 2020, en esta ciudad de 11 millones de habitantes se vendieron a inversores 132.468 residencias de nueva construcción, un 61,5% más que el año anterior.

rESTO DEL PAÍS

Las medidas adoptadas en el epicentro de la pandemia se pueden extrapolar al resto del país. El Partido Comunista Chino y sus bancos han resucitado la economía poniendo en marcha su locomotora antes que nadie, recortando cargas fiscales para fomentar la inversión y el consumo, créditos sin intereses a las pequeñas empresas, alivio en los pagos a la Seguridad Social por parte de los empresarios y reduciendo los ratios de reservas requeridos a las entidades financieras.

Que la pandemia estuviera controlada en casi todo el país en cuatro meses ha ayudado a reactivar todos los sectores. Y, sobre todo, a llevar el PIB de China a un crecimiento del 2,3% en 2020, según anunció la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS).

Es cierto que se trata de la subida más baja desde 1976. Pero la victoria de la segunda economía mundial está en que es la única entre las grandes que ha crecido en el año de la pandemia. Lo que también muestran los datos económicos de China es que tiene que buscar este año la receta para fomentar el consumo interno.

En 2020, según la NBS, las ventas minoristas cayeron un 3,9% interanual. Sobre todo, el sector de la restauración, con una caída del 16,6% en ingresos debido a los cierres por la pandemia.

"Tendremos un buen control sobre el ritmo, la intensidad y la eficacia de las políticas macroeconómicas para asegurarnos de que la recuperación económica se mantenga estable y evitar un precipicio político, ya que las pequeñas empresas siguen en apuros ", dijo esta semana Yan Pengcheng, director de la Oficina General de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma. Yan añadió que algunas medidas temporales y de emergencia implementadas durante la pandemia, que ayudaron a estabilizar la economía, no pueden durar a largo plazo y que China aún necesita lograr el crecimiento a través de reformas e innovación.

Algunas de esas reformas dependerán de lo que el Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh) llamó en su último Plan Quinquenal la "circulación dual", una nueva modalidad de desarrollo que toma como pilar principal el mercado interno, al mismo tiempo que trata de beneficiarse de la globalización. Se trataría de un cambio económico hacia adentro para fomentar el consumo casero, que es la fuente del 57,8% de la riqueza del país. Un nuevo enfoque que busca una economía basada en la autosuficiencia.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Tres jugadores del Barça menores de 19 años han marcado esta temporada de la liga. Este es el récord del torneo
Mbappé anotó 7 goles en los últimos 4 partidos
Andrea Pirlo: Juventus comenzó a jugar 20 minutos después. Pero me gustó la reacción del equipo
Ronaldo Koeman: en el Barça no hay excusas por lo que juega la juventud. Así que ganar es aún más agradable
Federico Chiesa: para la Juventus, cada partido es ahora como una final: en la Serie A, en la liga de Campeones y en la Copa
Juventus está por detrás del Milan por 1 punto y del Inter por 7. Con 25 partidos disputados, el equipo del entrenador Andrea Pirlo ocupa el tercer lugar de la tabla con 52 puntos
Moriba anotó para el Barça en la liga a los 18 años. Solo Messi, Fati, Pedri y Krkic lo han hecho antes