Spain

Vecinos de Puente de Vallecas rechazan las restricciones: "Es discriminatorio, cumplimos las medidas de seguridad"

Con incertidumbre, indignación, pero al mismo tiempo resignación. Así se han tomado los vecinos de Puente de Vallecas las nuevas medidas anunciadas el viernes por la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, ante el aumento de los casos de coronavirus en Madrid.

Begoña Praga se resguarda de la lluvia bajo una parada de autobús mientras espera que el clima mejore para ir a su casa en la avenida Buenos Aires. Todos los días sale de su hogar y camina hasta la estación del metro, "que siempre está a reventar", para ir a trabajar a Fuencarral. Para ella, las medidas son "fatales" y "discriminatorias". "Siempre pagamos los platos rotos los pobres, los que vivimos en las zonas menos favorecidas", se queja. Ella asegura que, en comparación con otras zonas de la ciudad, como el centro, en el sur hay menos movimiento de gente en las calles y que "todos cumplen con las medidas de seguridad". Sin embargo, "es cierto que somos nosotros quienes tenemos que desplazarnos largas distancias para llegar a nuestros trabajos que, de paso, suelen ser los menos remunerados y los que nadie más quiere hacer", zanja.

"¡A ver cómo lo hacen!", comenta con enojo Mariana Vásquez. "Somos muchos los que vivimos aquí y si van a tomar la decisión de aislarnos debería ser en toda la Comunidad, no solo a nosotros", añade. Si bien es consciente de que el problema sanitario es cada vez mayor, cree que con medidas como la de disminuir el aforo y los horarios de atención en restaurantes, cafés y terrazas es suficiente. "No creo que sea una solución eficaz restringir nuestra movilidad", afirma.

Fidel Sánchez tiene una carnicería en el mercado. Él ha recibido con calma el anuncio de Díaz-Ayuso. "En mi caso tengo que seguir abriendo el local todos los días y trabajando como hasta ahora, con todas las seguridades", dice. Cree que "se debe hacer lo que esté al alcance de uno para frenar el virus".

La misma opinión comparte Yaneli Véliz, vecina de Villaverde Alto. "Si es necesario volver a confinarnos para que esta pesadilla termine, pues tendremos que colaborar todos", afirma. Ella teme que la situación empeore y que la enfermedad pueda afectarla a ella o a algún familiar.

Pero las medidas han caído como un nuevo jarro de agua fría en los locales comerciales y la hostelería. A las 18.00 del viernes el movimiento en la Cafetería Santander, cerca del metro Puente de Vallecas, no se detiene. Las mesas, que fueron separadas hace un par de meses para respetar la distancia de seguridad, reciben a varios clientes que entran a por una bebida caliente que los ayude a evadir el frío de la lluvia. Hasta ahora pueden atender a grupos de hasta 10 personas, pero desde el lunes esto cambiará.

Para Roberto Ruíz, uno de los trabajadores del lugar, las medidas que afectan a la hostelería significarán la "ruina tanto para los trabajadores como para los jefes". "Antes atendíamos a muchísima gente durante el día. Ahora mismo tenemos sólo un 30% de nuestra clientela habitual", asegura. Para él, el que se reduzca aún más el aforo, sumado a la restricción de la movilidad y a la disminución del horario de atención se traduce en "irse al paro". "El virus no está dentro de las cafeterías o en las terrazas, está en las calles, en la gente que no respeta las medidas y para eso hay que tener a más policías que estén pendientes", afirma.

Jaime y Rosa son dueños de El Juguete Fantasía, frente al metro Nueva Numancia. "Las medidas nos van a afectar muchísimo más. Ya teníamos problemas tras la alerta sanitaria y no hemos recibido ninguna ayuda, ni del Gobierno central, ni de la Comunidad de Madrid", explica Jaime y añade que "el pequeño comercio es el que levanta a España y el que menos apoyo ha recibido".

"PARA LOS GOBIERNOS SOMOS LA MANO DE OBRA BARATA"

Más de 30 asociaciones vecinales de Carabanchel, Villaverde, Usera, Puente y Villa de Vallecas, junto a la federación de asociaciones vecinales de la ciudad, han publicado el "Manifiesto por la dignidad del Sur ante la segunda oleada", en el que rechazan de forma "contundente" las políticas "racistas y clasistas" que la Comunidad de Madrid está desarrollando para afrontar el aumento en el número de casos de coronavirus en la región.

En el documento, que en las últimas horas se ha viralizado en las redes sociales, señalan que los problemas endémicos y el abandono de la Administración han sido los causantes de esta situación.

"Para los gobiernos somos la mano de obra barata de esta ciudad global, somos el lugar donde se ubica todo lo que la ciudad necesita pero le molesta (depuradoras, incineradoras, industria contaminante desde hace décadas...), somos a quienes confinar cuando las cosas no van bien", aseguran en el texto.

Mientras tanto, los contagios siguen al alza en la Comunidad de Madrid que ya acumula un 35% de los casos de toda España. Además, los hospitales de la región superan el 20% de ocupación por Covid -el 40% en el caso de las UCIS- y el miércoles se rebasó la barrera de los 1.500 contagios diarios.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

El deportivo Saprissa venció 2-0 a Rostov: Demostraron que somos un equipo y podemos ganar en casa
Jaca sobre la derrota del Arsenal: el Leicester no creó nada más que un gol. Intentaremos sacar puntos del Manchester United
Pirlo sobre 1-1 con Verona: la Juve no necesita una bofetada para despertarse y jugar intensamente
Everton y Liverpool en el Top - 2 después de la gira en la Premier League por primera vez en 27 años
Arteta sobre 0-1 con Leicester: No sé qué diablos canceló nuestro gol. Es difícil crear espacio con 10 personas sentadas detrás de la línea de la pelota
Rogers gana 1-0 con Arsenal: Leicester se merece la victoria. Vardy es un jugador de clase mundial
La Juve sin Ronaldo no pudo vencer a Verona y Crotone en la Serie A