Spain

Unos sondeos históricos arropan a Biden a cinco días de los comicios en EEUU

Joe Biden y Donald Trump eligieron a conciencia Tampa para el duelo definitivo. A falta de cinco días para las elecciones presidenciales, los dos candidatos cruzaron sus caminos en la emblemática ciudad de Florida bajo el influjo cercano de la tormenta tropical Zeta, con los datos aún calientes sobre la recuperación del PIB y bajo la sombra perpetua del coronavirus en la campaña más irreverente, imprevisible y extraña de la reciente historia.

Biden llegó a Florida con el impulso del sondeo de la CNN que le da 12 puntos de distancia sobre Trump (54% a 42%), la mayor diferencia sobre el papel entre dos candidatos presidenciales en los últimos 20 años a estas alturas. Trump llegó dispuesto a dar la vuelta a las encuestas, como hizo en el 2016 ante Hillary Clinton, cuando logró imponerse por el 1,6% votos, suficientes para darle la victoria en el estado clave del sur.

Florida puede tener de nuevo la llave en estas elecciones, en máxima rivalidad con Pensilvania, el otro estado en el que se ha concentrado la batalla. El abanico se ensancha sin embargo en las últimas horas y ahí tenemos a Biden, desafiando el baldón de "Sleepy Joe" que le colgó Donald Trump y dispuesto a completar una maratón en la recta final: Iowa, Wisconsin, Minnesota, Michigan...

Parece como si al candidato demócrata le hubiera entrado de pronto la prisa y la incertidumbre, compartidas por las altas esferas del partido. "Tenemos confianza y calma y estamos preparados", anticipó la portavoz demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi. "Joe Biden será elegido presidente el martes".

Al fin y al cabo, Hillary Clinton iba también por delante en las encuestas y sufrió un revolcón de última hora. Hay demasiadas incógnitas -incluido el peso sin precedentes del voto por correo que puede retrasar el resultado final- como para bajar la guardia antes de tiempo.

De modo que Biden ha decidido pisar el acelerador, con Obama como copiloto experimentado, en una apurada curva final y como colofón a una campaña sedentaria que hasta esta misma semana no había ido más allá de pequeñas incursiones en su propio estado de Delaware, Pensilvania y Georgia. La prioridad hasta ahora había sido la cautela y la distancia social. La estrategia de campaña se ha centrado en proteger ante todo la salud del candidato de 77 años de edad y proyectar al mismo tiempo una imagen de compostura y responsabilidad ante la pandemia.

"No hay un solo día en que no haya trabajado menos de 12 horas", confesó Biden en un encuentro con un pequeño grupo de medios, entre ellos 'The New York Times'. "Vamos a seguir viajando, pero la gran diferencia entre nosotros, la razón por la que parece que no nos estamos moviendo, es porque no estamos poniendo delante a un supercontagiador".

De principio a fin, Biden ha intentado que estas elecciones sean ante todo un referéndum sobre la gestión de la pandemia del presidente Trump: 227.000 muertes hasta la fecha y más de ocho millones de casos que se están disparando en la recta final hacia el 3N. El candidato demócrata ha criticado como "temeraria" la actitud de su rival, más aún después de haber contraído la enfermedad.

Lo peor de la pandemia

El contraste entre las dos campañas quedó más que nunca en evidencia en Florida. Los eventos de Biden en Broward County y Tampa, con el respeto escrupuloso del distanciamiento social, fueron más parecidos a un "drive-in" que a un mítin político, en contraste con el baño perpetuo de masas sin mascarilla que busca Donald Trump allá donde va.

"Hemos logrado el mayor crecimiento del PIB en nuestra historia", presumió el presidente republicano, a la luz de la recuperación de la economía tras el declive -también histórico- del segundo trimestre. Por un día, y sin que sirva de precedente, Trump logró desviar la atención de la pandemia a la economía, después de llevar toda la semana a la defensiva.

"Para los medios de "fake news", todo es Covid, Covid, Covid, Covid", llegó a escribir en su cuenta de Twitter esta semana. A su paso por Omaha, llegó a hablar de su experiencia personal a los 74 años y de su rápida recuperación como para quitarle gravedad: "Yo lo he tenido y aquí estoy, ¿no es así?".

Trump restó importancia al aumento del 39% del número de casos de Covid-19 en los últimos 14 días -con especial incidencia en los estados "rojos" o republicanos- alegando que probablemente se debe a un aumento en el número de pruebas. El presidente se refirió al "caso" de su propio hijo de 14 años, que dio también positivo en el último mes: "Barron Trump es un caso. Tuvo un resfriado y todo lo que necesitó fueron unos 'kleenex'. Se puso bien, pero es un caso".

Según un sondeo de 'The New York Times', dos de cada cinco norteamericanos comparten la opinión de Trump de que lo peor que de la pandemia ya ha pasado. La mayoría piensa sin embargo que "lo peor está aun por delante". Por un margen de 12 puntos, Joe Biden aventaja a Trump como el candidato "mejor cualificado" para hacer frente al coronavirus.

En la encuesta divulgada el jueves por la CNN, Biden va notablemente por delante de Trump como "el candidato con más probabilidades de unir el país" (60% a 34%), "el más honesto y fiable (54% a 37%) y el "más capaz que dar seguridad a los americanos" (52% a 45%). En el mano a mano de cualidades presidenciales, Trump vence solo en el apartado del candidato con más fortaleza y definición (47% a 46%).

El sondeo de la CNN refleja también otra profunda contradicción del electorado norteamericano. Entre los que ya han votado por correo, Biden gana sobre Trump por el 64% a 34%. Trump gana sin embargo entre quienes han planeado votar el mismo 3 de noviembre por una considerable ventaja: 59 a 36%.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Anton Ferdinand sobre el escándalo racista de Terry: me enviaron una bala por correo. Los insultos en las redes sociales llegaban cada hora
Man City ha ofrecido 19 millones de euros con bonificaciones para el jugador argentino de 17 años Sarmiento, el Manchester City está negociando el traspaso del jugador argentino de los estudiantes, Darío Sarmiento
Rehagel es un bandido del que no aceptaré disculpas. La historia de la peor lesión en la historia de la Bundesliga
Las elecciones presidenciales de Barcelona se celebrarán el 24 de enero
Koke: para ganar al Bayern hay que hacer un partido casi perfecto. Espero que su racha sin derrotas se Interrumpa mañana
León podría devolver a Müller, Boateng y Hummels a la selección alemana si hay muchas lesiones
Nacho sobre el juego del Real Madrid: Así no se ganan los títulos. El Defensa del Real Madrid, Nacho Fernández, habló de las últimas actuaciones del equipo