Unidas Podemos exige que Isabel Díaz Ayuso sea suspendida como diputada por supuestamente aceptar "regalos". Las parlamentarias madrileñas Isabel Serra y Sol Sánchez han presentado esta mañana una denuncia en la que exponen los motivos por los que la presidenta autonómica debería ser sancionada: el descuento considerable, que califican como "regalo", en el precio del alquiler del apartamento donde reside durante la pandemia del coronavirus, perteneciente a la cadena hotelera Room Mate.

Según las diputadas del grupo parlamentario de Unidas Podemos- Izquierda Unida en el Parlamento la Asamblea de Madrid, la propia presidenta ha reconocido, tras la publicación de la noticia en los medios, que el dueño de la empresa, Kike Sarasola, le hizo una rebaja de más del 60%.

Por ello, consideran que Ayuso se merece una sanción consistente en "la suspensión de los derechos de la presidenta como diputada" por un periodo entre los quince y los treinta días, pues el "claro trato de favor supone un incumplimiento de los deberes de la presidenta Ayuso como diputada".

Unidas Podemos considera que Díaz Ayuso se merece una "suspensión de los derechos de la presidenta como diputada" de la Asamblea de Madrid por un periodo entre quince y treinta días

La portavoz del grupo parlamentario de UP-IU, Isabel Serra, ha explicado que la mandataria regional llegó a argumentar que ella se haría cargo de la factura. "Cuando le preguntamos cuánto pagaría, respondió que tenía una rebaja, que ella no iba a pagar el total del coste de esos servicios. Bueno, pues el total del coste son miles de euros y la rebaja que está obteniendo Isabel Díaz Ayuso en su estancia en estos meses en el Room Mate es de miles de euros, casi 5.000", afirma Serra.

Unidas Podemos recuerda que el reglamento no permite que los parlamentarios acepten regalos costosos como consecuencia de su actividad, ni tampoco favores o servicios en condiciones ventajosas que puedan condicionar el desarrollo de sus funciones.

Una norma, señala la portavoz a través de un comunicado de prensa, que sirve para "proteger a las instituciones públicas de la corrupción", en la que según Isabel Serra ha incurrido el PP "en numerosas ocasiones", como se ha puesto de manifiesto en las tramas Gürtel o Púnica.

Serra también se remite a los códigos éticos del partido conservador y del Ejecutivo regional, pese a que según ella caen en saco roto. "Lo que ocurre es que quien tiene que velar porque se cumplan esos códigos son las personas allegadas a Ayuso", asegura la portavoz.