Spain

Una veintena de vecinos impiden con la Guardia Civil la ocupación ilegal de una casa en Santovenia

Todo comenzó a raíz de la crisis del ladrillo, que cortó de raíz la proliferación de bloques de pisos y adosados y dejo un reguero de viviendas vacías en Santovenia de Pisuerga que comenzaron a ser ocupadas ilegalmente por familias procedentes de la capital, en su mayoría, a través de clanes familiares que llegaron, incluso, a cobrar alquileres. El epicentro de los problemas se situó en un enorme bloque en el corazón de la localidad, en el que llegaron a convivir dos inquilinos legales con veinte okupas hasta que la constructora contrató a un vigilante en 2016. «Hubo muchos problemas en este bloque y en otro, pero a muchas familias que realmente estaban allí por necesidad se les ofrecieron alquileres sociales y el resto fueron desalojados o se marcharon», recuerdan los promotores del colectivo Santovenia Unida, un grupo integrado ya por más de medio centenar de vecinos, quienes alertan de que «la situación ha empeorado en los últimos meses con la presencia de clanes que ocupan ilegalmente viviendas y marcan las que están deshabitadas para favorecer que sigan llegando más okupas desde Valladolid».

Este colectivo, que anuncia movilizaciones en las próximas semanas -cuando se recupere la libertad de movimientos-, estima que son, al menos, «catorce los pisos y adosados que están ocupados ilegalmente en la actualidad». Y no son quince gracias a la rápida movilización vecinal que el sábado de la semana pasada impidió, con la posterior intervención de la Guardia Civil, que otra familia más se asentara en una casa deshabitada -su dueño reside habitualmente fuera- de la calle Vado, un grupo formado por una veintena de viviendas, cuyos residentes se movilizaron al observar cómo los autores de la ocupación se colaban ese mismo día en esta casa.

«Son grupos organizados que marcan las casas deshabitadas y favorecen que sigan llegando okupas procedentes de Valladolid»

«Las primeras ocupaciones, aunque hubo algunas masivas de bloques concretos en los que apenas había vecinos legales, supusieron un efecto llamada que ha atraído a la localidad a muchas más personas y que están comenzando a generar problemas de convivencia, así como de trapicheo de drogas, en numerosos bloques y calles de nuestro pueblo», resumen los organizadores de este movimiento, que suma ya cerca de cuatrocientos apoyos a través de una plataforma de recogida de firmas, en la que solicitan la colaboración del Ayuntamiento, y de la Guardia Civil, para poner fin a las ocupaciones.

Problemas de convivencia

«El problema no son las familias, que ya ocurrió en uno de los bloques, se meten a vivir por pura necesidad en viviendas vacías, sino la presencia de otros inquilinos ilegales muy conflictivos que están teniendo muchísimos problemas con los residentes legales», relatan los afectados antes de asegurar que «ya se han presentado numerosas denuncias por amenazas o agresiones».

Las últimas denuncias se cursaron hace una semana, cuando los propios vecinos impidieron la ocupación de la citada vivienda unifamiliar de la calle Vado, donde los residentes llegaron a utilizar un grupo electrógeno para bloquear las tuberías del agua. Los propios vecinos rodearon la vivienda y forzaron la salida de los ocupantes ya con la intervención de los agentes de la Benemérita, que tuvieron que «sacarles escoltados entre insultos y amenazas de muerte» contra los presentes -de ahí las denuncias-.

Los vecinos pedirán la próxima semana al Ayuntamiento que elabore un «listado de las viviendas deshabitadas y ocupadas de la localidad» y anuncian que tienen intención de movilizarse por los puntos en los que «sabemos que ya hay viviendas ocupadas» para intentar forzar su desalojo.

«En las últimas semanas cada vez hay más movimiento de vehículos sospechosos y hemos detectados marcas de pintura ante las casas deshabitadas para marcarlas», relatan los afectados, quienes inciden en que el intento de ocupación del día 16 fue «la gota que colmó el vaso» de su paciencia. «Haremos lo que haga falta para parar las ocupaciones y recuperar la convivencia en el pueblo», anticipan los organizadores del Movimiento Santovenia Unida.

Football news:

Del bosque sobre la final del mundial 2010: Holanda no actuó muy bien tratando de matar nuestro juego
El ex árbitro Andújar Oliver sobre el penalti del Real Madrid: Mendy fue claramente derribado en el área
El Real Madrid marcó 10 penaltis y el Madrid solo marcó 2. Es la mejor diferencia en la liga
140 penaltis fueron asignados a esta temporada De la liga. Es una repetición del récord del torneo
Entrenador del Valladolid: Convencido de que podemos ganar al Barça
El Real Madrid marcó el gol número 500 ante Zidane. Es solo el 2º entrenador del Club al que se sumó esta marca
Simeone sobre las probabilidades contra Leipzig: no caigo en extremos. Ahora solo pensamos en jugar con el Betis