Spain

Una nueva sala de espera y 'turnómetros' para acabar con las colas en el Policlínico

Se ha convertido en una imagen habitual a las puertas de los centros sanitarios. Colas de personas que esperan mientras llega la hora de su cita o simplemente son acompañantes de pacientes que, por razones de seguridad y en cumplimiento de los protocolos anti Covid, no pueden entrar al interior del centro, donde no se permite acceder hasta diez minutos antes de la cita prevista. 

En el Hospital Virgen Macarena, y en concreto en el centro de consultas externas del Policlínico, la falta de información originó esas colas a pleno sol a finales del mes de julio que poco a poco se han ido corrigiendo, a lo que ha contribuido la implantación de una nueva sala de espera climatizada, y de unos 500 metros cuadrados, dotada con turnómetros, que permiten extremar la seguridad del aforo y el flujo de pacientes.

Esta sala, de la que los usuarios pueden disfrutar desde el pasado mes de agosto, es una de las primeras medidas de las muchas adoptadas por el centro para hacer frente a las nuevas necesidades en el marco de la lucha contra el coronavirus. En total, serán ocho los millones que el SAS invertirá en este hospital de los que 233.000 euros se han destinado a esta estancia pensada para los pacientes. "La pandemia ha hecho obligatorio lo que antes era una necesidad. Se está trabajando para conseguir mantener la seguridad de la asistencia hospitalaria, sin olvidar la comodidad. Para ello se están habilitando espacios diáfanos y acogedores como esta sala del Policlínico, con la que conseguimos reducir la carga de usuarios dentro del centro", explica la subdirectora médica Virginia Luque.

Esta zona distribuye sus espacios de forma diferenciada para usuarios con movilidad reducida, zona de camillas para ambulancias y usuarios en general, siempre respetando la distancia interpersonal de seguridad entre ellos, tal y como recoge la normativa Covid. Además, los pacientes disponen de un punto de Atención al Ciudadano, atendido por personal administrativo, además del servicio de celadores, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y personal de Seguridad.

Los usuarios cogen un 'ticket' con un código alfanúmerico y, a través de una pantalla, esperan su turno

Con esta actuación, el centro hospitalario contará con un aliado para el control de aforo específico, permitiendo actuaciones concretas y ayudando a los profesionales a mejorar la gestión de las agendas de consulta y la citación de los pacientes. El sistema de acceso a consultas se encuentra regulado por unos dispositivos digitales de aviso a pacientes, unos turnómetros, que agilizan el flujo de los pacientes desde su llegada hasta la entrada final en la consulta, con un control añadido de los aforos de los distintos espacios de espera. Así, los usuarios obtienen a su llegada un código alfanumérico a través de unas pantallas táctiles de fácil manejo, con las que se garantiza su confidencialidad al evitarse que sean nombrados. Este dispositivo identifica al paciente avisándole, para pasar a consulta, a través de un sistema de pantallas instaladas en la sala de espera.

"Una vez el paciente se ha registrado y tiene su ticket, podríamos equipararlo a lo que ocurre en un aeropuerto, en el que para acceder a la puerta de embarque, tenemos que esperar con nuestra tarjeta a que salga anunciado nuestro vuelo. En este caso, con nuestro ticket, esperaríamos a que en pantalla salga nuestro código y nos de paso a la sala de espera de la especialidad a la que se dirige el paciente, o a la consulta directamente", aclara la subdirectora médica.

Otra de las ventajas de este sistema es que organiza de una manera más eficaz la atención simultánea en distintas consultas, de forma que el facultativo tiene constancia en todo momento de los pacientes que se encuentran a la espera y su hora de llegada. "Esta herramienta realiza un cálculo interno de aforo de usuarios en los distintos espacios, de tal manera que, además de la hora de la cita de los pacientes, tendrá en cuenta el volumen de usuarios para indicar el paso a las salas de espera propias de la especialidad o las consultas, dependiendo del aforo", destaca y añade, "para este concepto de control de flujo de los usuarios desde su llegada, hemos trabajado con las unidades siguiendo la misma metodología Lean Manufacturing que hiciera Toyota en su fabricación, aplicados al ámbito de la salud (Lean Healthcare), con el objeto de aplicar mejoras en los resultados de asistencia. Este método (método de las 5 S) busca la productividad, el orden y la eficiencia, y es lo que necesitamos para nuestros usuarios".

Y todo ello, con exitosos resultados. "Los usuarios han manifestado su satisfacción a los profesionales respecto a confortabilidad de la sala de espera", afirma Luque.

Football news:

Sergio Ramos: penalti Limpio, me agarraron. No es justo condenar al árbitro
Ronald Koeman: no entiendo al VAR, está trabajando contra nosotros. Barcelona no merece tales derrotas
Griezmann no hizo goles en cinco partidos ante Cumaná En el minuto 81, apareció en el campo el delantero azulgrana Antoine Griezmann, pero no pudo marcar ni dar una asistencia en el tiempo asignado
El ex árbitro Andújar Oliver valoró el momento con la penalización del Barcelona en el partido de la jornada 7 de la liga
Zidane goleó 3-1 al Barcelona: el Real Madrid tuvo un partido perfecto y mostró carácter. Orgulloso del equipo
Courtois sobre 3-1 con el Barça: la Victoria le dará confianza al Real Madrid después de dos malos partidos
El Real Madrid eliminó al Barça en el clásico más vigoroso: dio comienzo, un huracán, todo lo decidió el rey: Ramos