Un Albacete Balompié con dos caras sufrió la primera derrota de la era Aritz tras un mal primer tiempo en el que los locales sacaron músculo y acierto goleador para abrir brecha en el marcador y asegurarse una victoria que se culminó en el segundo acto pese a la clara mejora del Alba a la vuelta de vestuarios.

No pasaron ni 8 minutos cuando el Alba sufrió el primer golpe. Rubén Castro hizo gala de su conocida habilidad dentro del área y puso la guinda a una rápida contra local. El Albacete Balompié trató de zafarse y soltarse tras esa acción y acometió sus primeras llegadas al área blanquinegra. Álvaro Jiménez estuvo muy cerca a los veinte minutos de partido al pisar la zona de peligro rival y poner un balón al segundo palo que Boyomo no pudo orientar a puerta.

Pero a la media hora de choque llegó una nueva estocada del FC Cartagena. Andujar saltó más que nadie a un centro a balón parado y cruzó con un cabezazo el cuero para hacer el segundo de la tarde. Poco antes del descanso, Rubén Castro repitió de cara a puerta e hizo el tercero. Demasiado correctivo para un equipo que, habiendo hecho una primera parte muy muy gris, no se merecía tantos golpes.

La segunda mitad fue otra historia totalmente distinta. Los blancos salieron con energía y se la tomaron como un mini partido de 45 minutos en el que ir creciendo. Así fue, y desde la misma reanudación se vio a otro equipo, con una mentalidad distinta. En el minuto 64 Liberto Beltrán entró al campo junto a Chema Nuñez, y la primera acción del ´9´ no se hizo esperar. Con un minuto en el terreno de juego, Liberto recortó distancias con un buen tanto que daba esperanzas a los nuestros. Ese tanto reactivó a los hoy visitantes que buscaron con ahínco reducir aun más las distancias. Fuster, Zozulia o el propio Liberto probaron suerte pero el marcador no se movió más y el Alba cayó derrotado en Cartagonova.

Ahora, Aritz y los suyos tienen seis días por delante para preparar su regreso a casa del próximo viernes.

Aritz: “Nos ha salido todo mal y ha faltado contundencia”

Aritz López Garai ha analizado la derrota de su equipo al término del partido. Según el técnico de Barakaldo “en el primer tiempo no hemos estado bien y no hemos mostrado la intensidad que requiere un partido así”. “En el segundo tiempo la actitud ha sido otra y hemos competido de otra forma, pero en el primero hemos estado mal y nos ha faltado contundencia”.

El entrenador vasco ha continuado su discurso añadiendo que “nos ha salido todo mal en los primeros 45 minutos y no podemos ser tan blandos en defensa”. “Nos han rematado de manera muy sencilla y hemos cometido errores que no se pueden permitir en esta categoría. El segundo tiempo nos tiene que hacer reflexionar. Veníamos compitiendo muy bien y hoy no hemos estado finos”.

Posteriormente ha explicado que el once que ha sacado de inicio “era de total garantías, pero en defensa, repito, hemos estado muy blandos y ellos nos han ganado en todas las disputas”. “En el segundo tiempo he querido reforzar las bandas y hemos mejorado”.

Cuestionado por los cambios que estamos viendo cada jornada en la alineación, y los próximos compromisos, Aritz ha declarado que no tiene “claro un once para los próximos partidos”. “Hay que tener siempre en cuenta contra quien jugamos”. “Hemos tenido unos partidos buenos y no quiero que el partido feo de hoy empañe todo lo anterior que se ha hecho bien. Este equipo, repito, puede jugarle de tú a tú a cualquiera y puede competirle a cualquiera de la categoría”, ha finalizado.