Spain

Una cuestión de orgullo

Vamos a decir la verdad. El que es recreativista de verdad sabe que el verano que viene, cuando logre levantarse, sacudirse el polvo y ponerse de pie; acudirá al Nuevo Colombino a sacarse su carnet. Sea en la tercera, la cuarta o la quinta categoría. El amor al Recreativo nunca ha estado vinculado a victorias o derrotas, es un amor sincero y tan apasionado que cualquiera que se compare puede quedar en evidencia. Dicho esto. Ya está bien de sufrir. Porque ahora lo que ronda por la cabeza de cualquiera es que la supervivencia de la entidad, sobre todo a nivel económico, sí que puede depender de la categoría. Y por ahí, no.

Mirando lo meramente deportivo cuesta trabajo entender cómo el Recreativo ha tenido un rendimiento tan pobre. Ni con Claudio ni en los tres encuentros en los que Calle tomó el mando en los entrenamientos se ha visto el fútbol que se esperaba de una plantilla que puede tener alguna carencia, pero que desde luego si hubiera habido que colocarla por potencial antes de la jornada 1 nadie la hubiera puesto en la octava posición del subgrupo.

Con cinco partidos por delante poco se puede hacer para salvar la temporada a través únicamente del juego, del fútbol propiamente dicho. Los técnicos que han pasado por el vestuario han destacado el compromiso de la plantilla, pues es la hora de ganar. Ya sea de una forma o de otra. Hay que olvidarse de si el juego gusta más o menos, hay que ganar y si hay que hacerlo ganando todos los duelos individuales, encerrando al rival con coraje, luchando cada balón como si fuera el último y metiendo goles con el alma. Habrá que hacerlo.

Todos los condicionantes que ha tenido el Recreativo parece que se han ido relajando. El club ha resuelto su deuda con Alberto Monteagudo y la licencia de Calle se ha tramitado a tiempo para que el madrileño pueda vivir mañana el partido desde el banquillo. Y, por otro lado, habrá 400 recreativistas en el estadio, que son la vigésima parte de los que hubiera habido durante la temporada en condiciones normales, pero el Nuevo Colombino se parecerá en algo al Nuevo Colombino, no que durante todo el año el estadio albiazul ha sido un escenario de lujo para todo el que lo ha pisado. Nada quedó de aquel miedo escénico que distinguió Valdano.

Lo que no ha cambiado es la falta de sincronía con las lesiones. Moha Traoré ha vuelto a caer por una molestia muscular, José Carlos sigue su proceso de recuperación y Dani Molina sufre una fisura en una costilla que le va a impedir jugar casi todo lo que resta de primera fase. Además, hay jugadores que durante la semana no han podido entrenar con normalidad, aunque Calle decidirá a última hora si forman parte de la convocatoria.

Se espera también algún que otro cambio en el once, como el regreso de Leal, que podría desplazar a Diego Jiménez al lateral zurdo o al banquillo. Así como la obligada entrada de Matheus Santana (o Fran) por Dani Molina. En las bandas también puede haber cambios, mientras que Quiles y Seth parecen fijos.A veces es ahora o nunca, y esta vez es ahora. Y como bien se dice a la orilla del Tínto y el Odiel, rendirse no es costumbre onubense.

Football news:

El ex entrenador de la Fortuna funkel dirigió al Colonia
Sulscher dio la vuelta al partido ante el Tottenham, cambiando el papel de Pogba. Este juego es una exposición de los más brillantes pros y contras del Campo
Barcelona estaría por delante del Real Madrid en la tabla De la liga sin la Intervención del VAR (As)
Ex Scout de Barcelona: el Intercambio de Arthur por Pjanic es una de las principales anomalías en la historia del fútbol
El ex entrenador del RB Leipzig, Hoffenheim y Stuttgart, Ralph Rangnick, asesorará al Lokomotiv
Marquinhos se perderá el partido de vuelta ante el Bayern por lesión
El Bayern se ofreció a firmar a Weinaldum. Munich necesita Neuhaus