La Asociación Gentes de Guadalajara, organizadora de este evento, que cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento, la Diputación y la Junta, no ha querido renunciar a la representación de lo que consideran no solo una actividad cultural y artística de reconocido prestigio y gran aceptación en la capital sino “un proyecto social”, tal y como ha resaltado la directora, Abigail Tomey, en rueda de prensa.

Así, el Tenorio Mendocino, que este año cumple treinta años, deja las calles pero no la representación, de la que se podrá disfrutar los días 30 y 31 de octubre a partir de las 20.30 horas en el Auditorio Buero Vallejo y el 1 de noviembre a las 19.00 horas, al precio de un euro, yendo el dinero que se recaude para Cruz Roja para ayudar a los colectivos más vulnerables.

Para que esto sea posible, los participantes, actores no profesionales, han ensayado en grupos burbuja de seis personas máximo y en los repartos —con el fin de que, incluso, si se detectase algún positivo no hubiese que suspender la representación— hay más de un Don Juan, más de una Doña Inés y varias Brígidas, entre otros papeles, un dato que ha querido resaltar también Tomey, quien ha recalcado que se trata de “estar todos al quite porque el proyecto está por encima de los individuos”.

Así, aunque por vez primera el Tenorio no se disfrutará en los monumentos de la ciudad ni en las plazas o calles sino en el Buero, la concejala de Cultura, Riansares Serrano ha asegurado que se podrá gozar con todas las garantías de seguridad en el Buero Vallejo, donde el aforo se reduce a más de la mitad y existe un plan de contingencia.

“Será un Tenorio diferente pero especial y único”, ha señalado Serrano, agradeciendo el trabajo de la Asociación Gentes de Guadalajara en uno de los eventos culturales más importantes de la ciudad, un evento que siempre ha atraído a miles de curiosos y amantes de la cultura.

De su lado, el presidente de la Asociación Gentes de Guadalajara, Felipe Sanz, ha resaltado el “enorme trabajo” que ha supuesto el tener que adaptarse a esta nueva situación, sustituyendo escenas itinerantes por un único escenario. “Nos hemos reinventado y hemos preparado un gran Tenorio que espero sorprenda gratamente”, ha dicho.

Nacho Redondo y María Antonia Cuadrado son dos de la treintena de actores que participan en este proyecto, en el que se han volcado todos los integrantes de esta asociación con el fin de que esta obra clásica de la literatura española pueda disfrutarse aunque tenga que ser en un formato diferente.

Un evento que ha recibido el apoyo de 22.000 euros por parte del Ayuntamiento; 7.000 por parte de la Diputación y también la colaboración de la Junta, aunque tal y como ha señalado Sanz, es posible que renuncien a parte de este dinero porque el coste este año para la representación será menor al tener que adaptarlo a las exigencias de la COVID.