El juicio por el conocido como "caso máster" se retoma este viernes con la declaración más esperada, la de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, que declarará después de que la directora del máster confesase que falsificó el acta académica debido a las presiones que recibió.

Cifuentes está acusada de un delito de falsedad documental por el que la Fiscalía pide tres años y tres meses de cárcel para ella, los mismos que solicita para María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

La Sección 15 de la Audiencia de Madrid reanuda este viernes el juicio contra la expresidenta regional como presunta inductora de la falsificación del acta que acreditaba que había cursado íntegramente y había defendido en 2012 el trabajo de fin del Máster en Derecho Autonómico y Local, impartido por el Instituto de Derecho Público, asociado a la citada Universidad.

La tercera encausada es Cecilia Rosado, integrante del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes y quien durante su declaración el lunes pasado reconoció que creó un acta falsa, falsificando la firma de otras dos personas, para certificar que la expresidenta madrileña defendió su trabajo de final de máster (TFM).

Según su versión, lo hizo al ser presionada por Feito y por el catedrático y exdirector del Instituto de Derecho Público Enrique Álvarez Conde, que fue uno de los principales imputados del caso y que falleció en 2019.

"Si no me la envías, Cifuentes nos va a matar a hostias al rector y a nosotras, nos va a cortar la cabeza", ha asegurado que le amenazó Feito cuando saltó a la prensa el 21 de marzo de 2018 la noticia sobre posibles irregularidades en el máster.

Feito lo negó, aunque admitió que habló varias veces con Rosado, pero poco tiempo "para que, por favor, buscara el trabajo", porque a ella Álvarez Conde le había asegurado "que estaba, que no había problema".

Este viernes es el turno de Cristina Cifuentes, la última acusada que queda por declarar y quien dará su versión sobre los hechos que la han sentado en el banquillo.

Cifuentes, que mantiene haber defendido su trabajo de máster, anunció su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid el 25 de abril de 2018, justo 36 días después de estallar la polémica por las irregularidades en su máster y tras la difusión de una información en la que se le atribuye un supuesto hurto en un supermercado en 2011.