Spain

Trump reaparece este domingo entre la idolatría de gran parte de los republicanos

Las filas del Partido Republicano siguen, en su gran mayoría, fieles a Donald Trump. La derrota electoral –que él nunca llegó a aceptar–, el asalto al Capitolio del 6 de enero y el segundo ‘impeachment’ al que fue sometido no parecen haber hecho mella en el amplio respaldo del que goza, a la vista de lo que trasciende del gran foro de los conservadores estadounidenses que se celebra estos días en Orlando (Florida). Hoy se espera el plato fuerte, que no será otro que el propio expresidente en su reaparición tras su salida de la Casa Blanca.

Una gran estatua en falso oro de Trump, en chanclas y con bañador o pantalón corto con los colores de la bandera de EE.UU., se ha convertido en la imagen de la idolatría que sigue concitando entre buena parte de los republicanos. El extravagante efigie se ha hecho popular entre los asistentes a la Conferencia Conservadora de Acción Política ( CPAC, por sus siglas en inglés), por el que desfilan desde el viernes buena parte de los personajes en boga dentro de ese ámbito político.

Es la primera vez que este evento anual se traslada fuera del entorno de Washington DC y el destino elegido, Florida, no parece casual. Ese estado, donde Trump ha fijado su residencia, se ha convertido en el gran feudo republicano y, sobre todo, de fidelidad al expresidente. Mientras que en las últimas elecciones perdió en otros estados donde había ganado en 2016, en Florida incluso cosechó más apoyo.

Un indicio de la hegemonía que el ‘trumpismo’ mantiene es que no ha sido invitado Mitt Romney, una de las figuras del partido que más se ha destacado por alzar la voz contra el expresidente a lo largo de su mandato, ni Mitch McConnell, el líder republicano en el Senado, que se pronunció a favor de que se celebrara el último ‘impeachment’. Este sábado estaba prevista la intervención del senador por Florida Marco Rubio, que no ha apoyado la denuncia de fraude electoral de Trump, pero se ausentó a última hora alegando problemas familiares.

Sí han comparecido el otro senador por Florida, Rick Scott, y el senador por Texas Ted Cruz, así como el que fue secretario de Estado con Trump hasta hace unas semanas, Mike Pompeo. Una de las frases más celebradas por el público fue esta pronunciada por Cruz el viernes, respondiendo a quienes quieren que el expresidente abandone la política de una vez por todas: «Dejadme deciros esto ahora mismo: Donald J. Trump no se va a ir a ninguna parte».

Había abierto las intervenciones del foro el gobernador de Florida y también ‘trumpista’ declarado, Ron DeSantis, que se refirió a su estado como un «oasis de libertad» e hizo las delicias de la audiencia al proclamar: «No volveremos al fracasado ‘establishment’ republicano del pasado».

En ese ambiente de exaltación de su legado se presentará este domingo Trump para poner la guinda a la Conferencia conservadora. No había vuelto a hablar en público desde que dejó el poder el pasado 20 de enero y se refugió en su mansión de Palm Beach.

Biden, centrado en el plan de ayudas por el Covid

Su sucesor, Joe Biden, no tiene intención de prestar mucha atención a lo que suceda en Orlando. Al menos eso es lo que dio a entender la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, cuando se le preguntó: «Nuestro foco no está puesto desde luego en lo que dice el presidente Trump», respondió.

El actual mandatario aparenta estar más centrado en su propia agenda, como en sacar adelante su ambicioso plan de rescate por la pandemia, de 1,9 billones de dólares (casi 1,6 billones de euros). Este amplio paquete de estímulo para la economía impulsado por los demócratas obtuvo el viernes la aprobación de la Cámara de Representantes.

En él se incluyen ayudas directas de 1.400 dólares y la subida del salario mínimo a 15 dólares la hora, si bien ahora debe pasar por el Senado, donde es posible que encuentre más oposición y resulte enmendado. Después regresará a la Cámara para su aprobación definitiva.

Ver los comentarios

Football news:

Pérez sobre la Superliga: si llegamos a un acuerdo con la UEFA, empezaremos en agosto. No podemos esperar un año
Cassano sobre la Superliga: Es necesario expulsar a la Juventus, el Milan y el Inter de la Serie A. Que jueguen en su liga, veamos
Gradientes primitivos, letras con trazo y un signo de parada: así es como se ve el diseño de la Superliga
Pérez sobre las palabras de Ceferino sobre Agnelli: es inaceptable. No queremos ver a un presidente que insulta a otros
Dani Alves: ¡no permitiremos que los ricos priven a los pequeños de la oportunidad de soñar en grande! El fútbol cambia la vida de la gente
David Beckham: el Fútbol tiene que existir para todos, sin fanáticos no es nada. Necesitamos torneos basados en logros deportivos
Florentino Pérez: Ronaldo no volverá al Real Madrid, no tiene sentido. No digo que Ramos se vaya, pero estamos en una situación financiera muy mala