Spain

Trump dará un segundo cheque directo a los estadounidenses para sortear la crisis antes de las elecciones

Nuevo paquete de estímulo de al menos 840.000 millones

El Gobierno Federal impulsa estas medidas tras el frenazo de la economñia norteamericana en agosto

Donad Trump, Presidente de Estados Unidos
Donad Trump, Presidente de Estados Unidos Reuters

Hace dos semanas, las posibilidades de un nuevo paquete de estímulo de la economía de Estados Unidos eran cero. Ahora, la única duda es si la medida será aprobada antes o después de las elecciones del 3 de noviembre.

Lo que parece claro es que en las próximas semanas, gran parte de los ciudadanos de ese país volverán a recibir un segundo cheque del Tesoro. El primero fue de 1.200 dólares (1.014 euros) para todo contribuyente que tuviera unos ingresos anuales iguales o inferiores a 75.000 dólares (63.350 euros), más un extra de 600 de dólares (507 euros) por cada persona dependiente que tuviera a su cargo. Esta vez, las cosas van a ser algo más restringidas, y los cheques oscilarán entre los 500 y los 1.200 dólares.

El Tesoro ha prometido ha aprendido del caos de la primera entrega, y que esta vez el sistema de distribución va a ser más organizado, no sea que haya gente que vuelva a pasarse semanas esperando unas ayudas que no llegan. Con la catástrofe del servicio postal estadounidense, desmantelado en parte por Donald Trump para impedir el voto por correo en las elecciones de noviembre, eso tendría mérito.

La cifra que se está barajando de este nuevo paquete de estímulo es de entre uno y dos billones de dólares, o sea, de 840.000 millones a 1,7 billones de euros, o sea, entre el 4,5% y el 9% del PIB. Eso no procede solo de los cheques. En realidad, esa partida supondrá menos de la mitad del programa. El resto serán ayudas a empresas, sobre todo a las pymes, que se han quedado con una parte muy pequeña de los otros programas de ayuda.

Hasta la fecha, Estados Unidos ha gastado aproximadamente 2,3 billones de dólares (1,9 billones de euros), es decir, el 10% del PIB en ayudas públicas para combatir los efectos económicos del coronavirus. El 95,6% e de esa cantidad procede de la denominada Ley Care. "Care" que son las siglas en inglés de "Ayuda al Coronavirus, Alivio, y Seguridad Económica y, también, la palabra "cuidado" o "atención", porque el Congreso de Estados Unidos hace más de dos décadas que descubrió las virtudes para el márketing político de hacer leyes con palabras que sean fáciles de recordar y que además transmitan al ciudadano la idea de que sus representantes se preocupan por él. Cuando se suma el aumento del gasto público más el desplome de la recaudación causado por el Covid-19, resulta que EEUU terminará el actual año presupuestario, que concluye el 30 de este mes, con un déficit de alrededor del 17% del PIB, es decir, el más alto desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

El nuevo programa es consecuencia del frenazo que la economía estadounidense está sufriendo a medida que el efecto de los 2,3 billones de los otros tres se está empezando a agotar. De hecho, el Partido Repoublicano, que controla la Casa Blanca y el Congreso, lleva bloqueando desde agosto un gran plan de ayudas, y hace apenas dos semanas aprobó un mini plan de medio billón de dólares hace dos semanas, pero los demócratas, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, se negaron a aceptar nada por debajo del billón.

En un principio, el partido de Trump rechazó a aceptar esa idea, y el plan quedó en vía muerta. Pero a medida que han empezado a llegar indicadores de actividad del mes de agosto que revelan un nuevo frenazo, y con la fecha del 3 de noviembre, es decir, de las elecciones, acercándose, los republicanos parecen haber decido que ser flexibles es la opción políticamente más acertada cuando la situación de la economía del país se está deteriorando.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Lampard cree que Messi es mejor que Ronaldo: Elegir a Lionel por su talento puro y natural
Tenía muchas ganas de jugar al fútbol, pero sabía que no iba a ser profesional. Luego escribió un libro sobre el juego favorito
Estructuralmente, la Juve y Barcelona son muy similares. Koeman ganó por causa y Pirlo explicó la táctica después del partido
Alex Telles contrajo un coronavirus
Dietmar Hamann: Man City alcanzó el techo con Guardiola. Todavía está en el cargo gracias a los logros en el Barça
El CSKA recibe al Dinamo Zagreb. ¿Cómo va a terminar el partido?
José Mourinho: me Gustaría tener la reputación de Bale. Tiene 4 ligas de Campeones, solo tengo 2