logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Tras la pista de la primera Virgen del Castillo de Yecla

La ciudad puede reencontrarse con una obra de arte desaparecida que nadie sabía dónde estaba, hasta ahora. La Asociación de Mayordomos, organizadora de las Fiestas de la Virgen, anunció que una colección privada de arte posee la que puede ser la imagen de la Virgen de la Encarnación, también llamada Virgen de la Leche, que presidía el Santuario del Castillo de Yecla desde el siglo XIV hasta principios del siglo XX cuando desapareció.

La localización de la tabla sorprendió a todos en Yecla. Los responsables municipales de cultura se toman el posible descubrimiento con cautela aunque están «dispuestos a comprarla para recuperar el patrimonio cultural de la ciudad. Es una prioridad», aseguró el edil de Cultura, Jesús Verdú, quien no descartó la colaboración de varias administraciones en la posible operación económica.

Pero antes de eso hay que dar otros pasos como ponerse en contacto con el último propietario conocido y después verificar que efectivamente se trata de la obra que estuvo en Yecla durante cinco siglos. «No queremos generar unas expectativas que no sean reales», expresó Verdú, quien se va a poner en contacto con la Asociación de Mayordomos para coordinarse.

Sobre el posible precio de la obra si el Ayuntamiento tuviera la posibilidad de adquirirla, el director de la Casa de Cultura, Liborio Ruiz, asegura que obras similares del mismo autor tuvieron un precio entre 45.000 y 50.000 euros.

Además, el director de la Casa de Cultura confirmó que hay documentación que atestigua que la obra fue «vendida antes de 1923. Su desaparición no tuvo que ver con la Guerra Civil. Fue vendida por la familia de los Spuche. Ahora tenemos que seguir la pista de cómo ha ido a pasando de mano en mano».

La obra es de grandes dimensiones, 180 centímetros de alto por 95 de ancho, y habría que buscarle una ubicación adecuada si finalmente el ayuntamiento coonsigue recuperarla para formar parte del patrimonio local.

Una obra de leyenda

Todo apunta a que es la obra artística que presidía el santuario cuando Martín Soriano Zaplana, acompañado de otros 60 yeclanos, partieron hacia la Guerra de Cataluña en 1642. Hechos históricos que se conmemoran cada año en las Fiestas Patronales.

Sin embargo, los orígenes de esta tabla pueden datarse antes. Según el testimonio de diversos expertos historiadores de los que se hace eco la Asociación de Mayordomos, esta Virgen es atribuida al artista Barnaba da Modena, quien la pintó hacia 1370 y fue la imagen que presidía la capilla del eremitorio del castillo de Yecla, hoy Santuario de la Virgen del Castillo.

Las averiguaciones que pudo hacer la entidad organizadora de las Fiestas Patronales aseguran que la tabla fue adquirida por un alcalde de Yecla de principios del siglo XIX, que también fue militar. Se trata de Pascual Spuche Ibáñez, quien la compró a cambio de nuevos ornamentos. Este hombre la salvó, según el relato popular, de una mala restauración. Parece que la pieza pasaba épocas en la casa de los Spuche y otras en la ermita del Castillo, según se deduce de los testimonios de expertos en historia y arte como González Simancas y Elías Tormo que dieron cuenta de la obra. Sin embargo, se pierde el rastro de la pintura a principios del siglo pasado.

Un apasionado del mundo del arte, Jorge Belmonte, fue el que ha puesto sobre la pista a la Asociación de Mayordomos de una colección privada en Madrid que está a la venta. Se trata de un conocido anticuario que ha puesto la obra en venta en la feria TEFAF de Nueva York.

La imagen presenta en la actualidad una buena conservación. Se ve en el catálogo de venta que se ha restaurado y luce con esplendor, en comparación a las imágenes que hay de ella cuando estaba en Yecla.

Sobre si la Virgen que representa la tabla fue la patrona de Yecla, Liborio Ruiz asegura que es un motivo de debate profundo. «Lo que queda claro es que Yecla siempre tuvo una Virgen del Castillo bajo la advocación de la encarnación cuando se realiza la reconquista del siglo XIII».

Themes
ICO