Spain

Tras cuarenta años de matrimonio, se entera en «First Dates» de que su marido salió con ella por una apuesta

La de Salvador y Mari no fue la cita más romántica que ha mostrado «First Dates Crucero», la versión en prime time del programa de Carlos Sobera al que los solteros menos exigentes acuden para encontrar el amor. La pareja se conocía bien, ya que había compartido cuarenta años de matrimonio, aunque en los últimos dos había optado por darse un tiempo para intentar enmendar una relación rota por los celos y el paso de los años.

Mari, muy desconfiada, se quejó en varias ocasiones de cómo su pareja en la cena miraba a otras mujeres. Salvador no se cortaba. Miraba a las camareras y, además, sonreía y comentaba sus movimientos: «Es que son muy majas», le decía a su esposa. Ella no dudó en reclamar más atención durante su confesión a la cámara: «Yo no digo que no mire a otras mujeres, pero que no se recree, que me preste más atención», solicitaba.

«No me prestas atención, no me quieres»

En una cena cargada de reproches, Mari insitía ante el comensal en los fallos que, a su parecer, habían supuesto el fin de su romance. «No me prestas atención, no noto que me quieras», le decía una y otra vez. Él, incrédulo, achacaba la opinión de Mari a sus celos. «Llevo cuarenta años diciéndote que te quiero», contestaba Salvador. «Su amor no me llega», concluía la mujer.

Al final de la cena, Salvador dio a Mari la estocada final casi sin pretenderlo. Al hablar del día en que se conocieron, ella con 15 años y él con 18, Mari recalcó que entre ambos hubo buena sintonía desde el primer momento. Fue en ese momento cuando Salvador soltó la bomba: «Bueno, en realidad no, al principio no pero después sí», le dijo él. «¿No te gusté? ¿Por qué no me lo has dicho nunca?», preguntó Mari. «Bueno, es que era una apuesta, no te he dicho nada para que no te enfadaras». Mari, sorprendida, confesó que le hubiera gustado que su marido hubiera sentido un flechazo por ella.

Pese a todo, Salvador afirmó estar enamorado de Mari y, ella, claudicó. «Estoy muy enamorada», dijo a su marido. Final feliz en «First dates crucero».