logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Tragedia en Logroño: la madre de la niña de cinco años niega haberla matado y dice que «se murió»

«Se murió». Es lo que dice Adriana, la madre de la niña de 5 años que fue hallada muerta en una habitación de un céntrico hotel de Logroño el lunes pasado. La mujer, detenida la tarde del lunes, no está colaborando con la Policía Nacional. Se limita a defender su inocencia, ya que «niega haber cometido un acto delictivo» y alega que la pequeña «ha fallecido», como si lo hubiera hecho por causas naturales, no que ella «la haya matado». Así lo ha explicado esta mañana el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz, en rueda de prensa.

Sin embargo, el caso está lleno de puntos oscuros. Adriana no ha explicado el motivo por el cuál el cuerpo sin vida de la menor estaba tendido y tapado en la cama del establecimiento Los Bracos y ella encaramada en el alféizar de la ventana con cortes sin que hubiera llamado a Emergencias. Ni tampoco el motivo por el que tanto ella, como su madre y abuela de la pequeña, cuyo cadáver apareció flotando en el Ebro este martes, dejaron cartas de despedida «a modo de testamento indicando su intención de suicidarse» en la vivienda familiar en la que residían en el municipio riojano de Haro.

Falta por determinar también la razón por la cual las tres se registraron en dicho hotel el domingo y no acudieron al domicilio familiar, lo que apunta a un hecho premeditado. Este extremo la hizo incumplir el horario de entrega de Carolina, como se llamaba la criatura, a su padre, si bien no era la primera vez que sucedía.

Indicios incriminatorios

La autopsia no ha sido concluyente si bien hay «indicios que han permitido que esta mujer haya sido detenida», ha agregado el delegado del Gobierno. Adriana permanece ingresada en Unidad de Psiquiatría del Hospital de San Pedro. Aún no se le ha tomado declaración. Se hará cuando «los investigadores los estimen oportuno». El plazo, finaliza mañana, cuando se cumplen 72 horas desde el arresto, pero «cabe la posibilidad de que se amplíe». Ella muestra una actitud «evasiva y ausente, como si no hubiera tenido nada que ver con los hechos», precisa el político, informa Efe.

«No admite que el padre tenga la custodia y no lo supera», es lo que se deduce de las cartas que ambas dejaron en la casa de Haro en la que residían«El hallazgo del cuerpo de la abuela era la crónica de una muerte anunciada», ha dicho el delegado del Gobierno

En cuanto a las cartas que dejaron ambas, se deduce «el sentimiento de dolor de una madre que no puede estar con su hija», dado que la niña vivía con su padre, quien tenía la custodia desde hacía dos años relata Pérez. En ellas, se relata un proceso de separación «traumático» en el que la madre «no admite» que el padre tenga la custodia y «no lo supera». Al parecer, la relación que mantenía esta mujer canaria con su ex no era buena. Y en las misivas se deduce que ella «quería evitar a su hija que sufriera por ello».

En cuanto a la autopsia de la abuela, cuyo cuerpo fue encontrado en el río, ha dicho que todo apunta a que es un suicidio que ha calificado como «crónica de una muerte anunciada», informa Ep. Otro de los puntos que faltan por aclarar es el papel de la abuela en toda esta tragedia.

Una consulta en psiquiatría

En la rueda de prensa también estaba presente la consejera de Servicios Sociales, Ana Santos, que ha dicho no tener constancia de si la madre estaba en tratamiento psiquiátrico. Tampoco se han hecho actuaciones concretas más allá de una consulta, hace años, en el momento de la separación, ha indicado.

En cuanto a cómo, de ser así, podía tener un régimen de visitas, tanta ella como el delegado han apuntado que se trata de una decisión que se toma en resolución judicial que, en este caso, estimó que la tutela era del padre, pero no ha querido hacer «valoraciones».

«En el caso de que esté en tratamiento tendría que ser algo que tendría que conocerlo la judicatura para tomar alguna medida», ha indicado el delegado al tiempo que ha señalado que «pudiera ser que no estuviera en tratamiento o que no lo comunicara».

«Dio a entender que su hija estaba enferma»

Con respecto a la autopsia de la menor, ha dicho que no «consta» ninguna patología que explique el fallecimiento, aunque «los investigadores han averiguado que la madre dio a entender en el pueblo que la niña estaba enferma», pero «no consta con seriedad».

El delegado también ha relatado que la primera denuncia, ante la Guardia Civil, la puso el padre, cuando la madre no entregó a la niña «por incumplimiento de régimen de visitas». No obstante, minutos antes, el hermano de Adriana también acudió a la Guardia Civil para avisar, sin denunciar, que no sabía dónde estaban su hermana, su madre (la abuela) y la niña.

Themes
ICO