Los representantes de los distintos comités de empresa de Abengoa quieren reivindicar así que el posible plan de rescate de la empresa contemple el mantenimiento de los empleos, según ha informado en un comunicado la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Castilla-La Mancha, que defiende que la solución debe pasar por abordar un plan de viabilidad en el que se cuente con toda la plantilla, máxime cuando esta empresa es un referente mundial en cuanto a desalación y proyectos solares.

Según el sindicato, en Ciudad Real, Abengoa da trabajo a 130 personas repartidas en sus dos plantas de generación de energía eléctrica. Estas dos plantas de energía solar —tanto la de Puertollano como la de Arenas de San Juan— dependen de la filial Abengoa Solar España.

Aunque el concurso de acreedores afecta en un principio a la matriz y no a las filiales, el delegado sindical de UGT en Puertollano, Rafael Santigosa, ponía de manifiesto el temor a que la reestructuración también pueda llegar a afectar a las filiales, una circunstancia que llena de incertidumbre a la plantilla.

La pasada semana el Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla autorizaba el concurso voluntario de acreedores solicitado el lunes por el consejo de Abengoa, después de que los acreedores no accediesen a prorrogar los plazos para el tercer rescate de la empresa. La deuda de Abengoa asciende a 6.000 millones de euros, por lo que este conflicto “representa la mayor quiebra desde Martinsa Fadesa hace 12 años”.

Abengoa, multinacional española especializada en los sectores de infraestructuras, energía y agua, tiene 14.000 empleados en su plantilla, de los que 3.000 trabajan en España.