Spain

«The Mandalorian», nostalgia en clave «Star Wars»

La primera temporada de «The Mandalorian» empieza en un bar lleno de alienígenas en un planeta desértico, uno parecido a la cantina en la que Luke Skywalker y Obi Wan Kenobi conocen a Han Solo. Es una referencia evidente, pero, mientras en la película de 1977 se usa el momento para presentar personajes, la nueva serie de Disney+ nos deja claro su tono con su primera escena de acción.

Lo llamativo es que lo logra sin parecerse tanto a la primera cinta de la saga. Ese primer trabajo de George Lucas en su galaxia lejana tiene un ritmo muy particular; se toma su tiempo, nos arroja en su universo sin signos conocidos y nos obliga a confiar en que todo tendrá sentido.

Por supuesto que, cuando recordamos aquella película, no evocamos ese ritmo lento y medido, típico del cine de los 70. Las otras dos películas de la trilogía original ya lo rompían a su modo; «El Imperio contraataca» apostando por la tensión, y «Retorno del Jedi» profundizando en sus raíces en seriales de cine a lo «Flash Gordon».

Es al pensar en eso que podemos entender la complejidad del truco de magia que realiza «The Mandalorian», cuya segunda temporada llega a Disney+ el 30 de octubre. Su parecido al espíritu original de la saga creada por George Lucas es uno de los puntos más aplaudidos de la serie creada por John Favreau y coproducida junto a Dave Filoni (la mente detrás de las animadas «Clone Wars» y «Rebels»). Pero, aunque ambas lleguen al mismo sitio, despegan desde puntos diferentes; la nueva serie confía en que conocemos los códigos de la saga y, en vez de enviarnos a un universo nuevo, se aprovecha de nuestra nostalgia.

Parte de lo que les permite jugar con estas herramientas es Mando. El protagonista, interpretado por Pedro Pascal, es a partes iguales un vaquero cazarrecompensas y un samurái sin maestro que sigue su propio código de honor. El hijo espacial de Kurosawa y Morricone, que se alimenta de las historias de «El lobo solitario y su cachorro». La ventaja es que estas figuras son conocidas, aunque a veces sea inconscientemente; son códigos que reconocemos y, al trabajar con ellos, Mando puede saltar a la acción, ahorrarse la introducción y ser el tipo de personaje que imaginábamos de Boba Fett.

Una vez que descubre este ritmo, y la dinámica entre Mando y «The Child» ( Baby Yoda), la serie no afloja en su ritmo, tomando la capacidad para la acción frenética y constante que caracteriza a las series animadas de «Star Wars» de Filoni. Es un ritmo y un tono muy distintos a la creación original de Lucas.

Utilizando estos códigos de cine clásico y sumados a un ritmo por momentos frenético, la serie hace que nos sintamos bienvenidos de vuelta a su universo, a pesar de que no hay personajes que conozcamos. Es cierto que hay piezas reconocibles en la puesta en escena: la armadura de Mando es casi igual a la de Bobba Fett, y los efectos de sonidos y la estética de las naves espaciales son sacadas de la cinta original; de todos modos, no es menos sorprendente que nos sintamos tan bien recibidos como volviendo a ver las cintas que conocemos.

Favreau y Filoni también entienden que no todo el mundo empezó en «Star Wars» con las cintas originales. Pero tienen un as bajo la manga: el universo expandido o, al menos, la versión Disney. Tanto las series animadas recientes como los videojuegos son nombrados constantemente en la serie. Tiene sentido: la compañía entiende que, para muchos de los nuevos fanáticos, estos fueron la entrada al universo nacido de la cabeza de George Lucas y, que al ver estas referencias, pueden reconectar con ese niño interior del que se ha alimentado siempre esta saga. Esta parte del universo parece tener más peso aún en la segunda temporada en la que el sable oscuro, que aparece cerca del final de la primera, y Ashoka Tanno –dos piezas clave de la trama de «Clone Wars»– se han anunciado como partes fundamentales.

«Star Wars» trabaja siempre en acercarse a la mente de un niño. La trilogía original fue construida por Lucas con la idea de acercarse a lo que sentía al ver seriales de ciencia ficción y películas de samuráis en su adolescencia. Favreau, por su parte, construye su universo mezclando las influencias de Lucas con un ritmo más moderno y la estética de su universo. «Este es el camino».

El primer episodio de la segunda temporada de «The Mandalorian» ya está disponible en Disney+. Cada viernes, uno nuevo hasta el octavo y último. Ya está renovada por una tercera parte.

Ver los comentarios

Football news:

Anton Ferdinand sobre el escándalo racista de Terry: me enviaron una bala por correo. Los insultos en las redes sociales llegaban cada hora
Man City ha ofrecido 19 millones de euros con bonificaciones para el jugador argentino de 17 años Sarmiento, el Manchester City está negociando el traspaso del jugador argentino de los estudiantes, Darío Sarmiento
Rehagel es un bandido del que no aceptaré disculpas. La historia de la peor lesión en la historia de la Bundesliga
Las elecciones presidenciales de Barcelona se celebrarán el 24 de enero
Koke: para ganar al Bayern hay que hacer un partido casi perfecto. Espero que su racha sin derrotas se Interrumpa mañana
León podría devolver a Müller, Boateng y Hummels a la selección alemana si hay muchas lesiones
Nacho sobre el juego del Real Madrid: Así no se ganan los títulos. El Defensa del Real Madrid, Nacho Fernández, habló de las últimas actuaciones del equipo