Así lo ha desvelado el alcalde de la ciudad, Darío Dolz, preguntado este lunes por el anuncio que la semana pasada hizo el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, quien avanzaba un acuerdo para desplegar la fibra en diferentes puntos de la ciudad.

El primer edil ha recordado que el pasado 19 de enero el Ayuntamiento mantuvo una reunión telemática tanto con Telefónica como con el director general de Telecomunicaciones, Alipio García.

Dolz ha desvelado que de forma “casi inmediata” va a empezar el despliegue en los barrios de San Antón y Buenavista, cuyos trabajos tendrán que estar concluidos en un periodo aproximado de 6 meses, y que lo hará Telefónica.

En cambio, en el Casco Antiguo de Cuenca, el plazo para que sus vecinos puedan disfrutar de la fibra óptica se alargará unos dos años. “La parte alta de la ciudad tiene más problemas, y casi seguro se irá investigando la instalación de fibra palmo a palmo”, ha asegurado el alcalde.

De todas formas, es “casi seguro” que el Casco se sectorice a la hora de llevar a cabo el despliegue, del que la Administración General del Estado ayudará económicamente para que estos despliegues se puedan llevar a cabo.