Así ha quedado de manifiesto en la reunión del Centro de Coordinación Operativa Provincial (Cecop) convocada para coordinar el seguimiento de las medidas de control y restricción establecidas con motivo de la COVID-19 en la provincia de Cuenca y dentro de las medidas adoptadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha para toda la región, una vez que la capital conquense y otras localidades de la provincia se encuentra en Fase 3.

El subdelegado del Gobierno, Juan Sánchez, ha presidido este encuentro, acompañado de la delegada de Sanidad del Gobierno Regional, Mariluz Fernández; la concejala de Seguridad, Saray Portillo; el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, teniente coronel Fernando Montes; el inspector jefe de Policía Nacional, Francisco Sánchez, y el jefe de la Policía Local, José Vidal Tejeda, según ha informado en nota de prensa la Subdelegación.

En la reunión se han analizado los datos de la Semana Santa, datos que han puesto de manifiesto el cumplimiento, por parte de la gran mayoría de los ciudadanos, de las medidas sanitarias establecidas previamente.

El subdelegado del Gobierno ha pedido a los ciudadanos que sigan siendo exigentes “en el cumplimiento de las medidas y actuando con responsabilidad para superar las circunstancias actuales de la pandemia”.

También se ha destacado el importante grado de colaboración existente entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Sanidad a la hora del control de los aislamientos epidemiológicos.