logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Solo el orgullo puede llevar al Barça al quinto partido

Cuando un cinco titular como el habitual de Svetislav Pesic en los últimos encuentros con Heurtel, Blazic, Singleton, Claver y Tomic anota menos puntos (26) que un solo jugador del equipo rival, Shane Larkin (30) no es de extrañar que el Barça Lassa sumase, ayer miércoles, la segunda derrota más contundente en Euroliga en el Palau en toda la historia con un rotundo 68-102 (-34) que permite al Anadaolu Efes, como mínimo devolver la eliminatoria en un posible quinto partido al Sinan Erdem de Estambul.

 Hay que preguntarse de que sirvió el gran esfuerzo realizado en el segundo partido del equipo de Pesic en Estambul (72-74) cuando se tira casi por la borda, en apenas veinte minutos (39-52), la primera oportunidad para volver a una Final Four tras cuatro años de ausencia.

Pesic no eludió la responsabilidad y fue rotundo, "nosotros, simplemente, no jugamos. Una vez más la defensa fue muy mala, no tuvimos agresividad física y ante un equipo con un potencial ofensivo como el del Efes, no se puedes jugar así".

"Solo cometimos once faltas en todo el encuentro y no tuvimos la garra suficiente para frenar a Shane Larkin. Nos anotó 30 puntos y solo fue a la línea de personal tres veces", aseveró.

Ahora el Barça solo puede apelar a su orgullo para evitar que la serie acabe el viernes en el cuarto partido en el Palau; de lo contrario, la historia dice que el equipo que tiene el factor campo a favor y llega al tercero con 1-1, si logra forzar el quinto siempre ha ganado.

El técnico azulgrana tiene ante sí una de las disyuntivas más difíciles de su carrera como entrenador. En la temporada 2016-2016, llegaba la derrota más contundente del Barça en el Palau en Euroliga fue ante el Real Madrid (63-102). A él le tocó, en su primer partido al frente del equipo, la segunda. Y de nuevo ante el Real Madrid (74-101).

La de ayer fue mas dura porque era en un encuentro clave de un playoff que aún puede llevar al equipo a la Final Four, pero mucha gente se pregunta ¿Con una humillación como esta el equipo merece estar en este playoff?.

El veterano técnico azulgrana se ha cansado de repetir que las victorias vienen desde la defensa, pero parece que algunos jugadores han olvidado la defensa y también el ataque.

Que sus dos bases, Thomas Heurtel y Kevin Pangos sumen 7 puntos y 5 asistencias frente a un Vasilije Micic que  él solo logró 14 puntos y ocho asistencias no es normal. Tampoco lo es que Ante Tomic y Kevin Séraphin, que por fin volvió a jugar un partido, totalicen 17 puntos y cinco rebotes frente a Brian Dunston y Tibor Pleiss que lograron 24 y 18 rebotes.

Tampoco es normal que aleros como Krunoslav Simon y Adrien Moerman aporten 24 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias frente a los 15 y 9 de Chris Singleton y Kyle Kuric como no lo es que no se aprovechen 18 rebotes ofensivos, que casi te doblen en triples (8 de 20 del Barça por 14 de 32 del Efes.

Si a eso se le suma que los azulgrana solo anotaron solo 8 de los 21 tiro libres de que dispusieron ante un Efes lanzado no es de extrañar que los 102 puntos fuerons la mayot anotación de un equipo en los playoff desde 2005 y que esos 14 triples igualaron el mayor número logrado por un equipo visitante en una eliminatoria.

En este sentido, ael entrenador ñadió: "No puedes ganar un partido si no juegas defensivamente, si no estás preparado para competir en defensa. Tenemos que aprender y prepararnos para el próximo partido".

"No fue nuestra mejor noche. No competimos los duelos directos y tengo la sensación de que jugaron cinco contra cero y no cinco contra cinco. Vamos a esforzarnos y a demostrar que podemos jugar mejor que el miércoles", concluyó Pesic.

En resumen, cuando la valoración acaba con 68 puntos entre doce jugadores frente a 129 de un rival que apenas empleó nueve, ya esta dicho todo. Y para seguir luchando no queda más remedio que olvidar una noche nefasta y volver a ser el Barça que quiere la afición.

Habrá que ver como evoluciona Adam Hanga del golpe que sufrió, si Chris Singleton mejora en ataque o si Kevin Séraphin sigue evolucionando positivamente. Aún quedan, al menos dos cartas que jugar, pero tener la definitiva pasa por ganar mañana.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO