Spain

Sólo abre un 10% de bares y restaurantes: "Hay que salir a la batalla, aunque tengamos pérdidas"

El 60% de los locales de hostelería esperará a la fase 2 y el 60% restante a la 3, según la asociación Hostelería Madrid.

Una empleada toma la temperatura a un cliente en Alcalá. ANTONIO HEREDIA

Los madrileños disfrutaron ayer más de los parques que de las terrazas. La capital escaló un peldaño más en la cordillera hacia la normalidad con la entrada en la fase 1 de la desescalada, que permite visitar a parientes, pasear en familia y sentarse en una terraza con hasta 10 personas.

En la ciudad del ritmo acelerado, el tiempo parece haberse ralentizado desde que el coronavirus llegó a nuestras vidas. Si antes los ciudadanos iban con prisas y sin un minuto que perder, la expresión más repetida ayer era la de «poco a poco».

Mientras tanto, el Metro ha enmudecido. El bullicio habitual ha sido sustituido por un silencio sepulcral, sólo interrumpido por el constante aviso de los altavoces: «Metro de Madrid recuerda que es obligatorio el uso de mascarilla...».

Ni chácharas ruidosas ni gritos ni mucho menos risas. Ni tan siquiera la molesta charla del móvil del vecino. Las mascarillas han silenciado a los viajeros.

En la hora punta de ayer, no se registraron ni aglomeraciones ni empujones y los 200 controladores de aforo movilizados para la ocasión sólo realizaron 150 «microcortes» de pasajeros en los accesos.

Las cifras desvelan que aún estamos lejos de la ansiada normalidad. Los 131.489 viajeros que utilizaron ayer el Metro por la mañana suponen un 18% más que la semana anterior, pero un 76% menos que hace un año. Lo mismo sucede con el tráfico rodado, que subió un 22% en la M-30, pero todavía está un 40% por debajo del año pasado.

Más gente en la calle

En la calle, el movimiento era mucho mayor que en días anteriores. «Veo mucha más gente. Es como si fuera un día normal», afirma Juan Carlos Martín, portero de un edificio cercano al Retiro.

Muchos intentaron en vano conseguir mesa en alguna de las escasas terrazas abiertas. Entre la reducción del aforo al 50% y que sólo abrió un 10%, sentarse a tomar una caña se convirtió en misión imposible.

De hecho, el 60% de los bares y restaurantes madrileños se esperará para abrir a la fase 2 y el 30% aguardará a la 3, según los datos de la asociación Hostelería Madrid.

-Perdone, ¿va a estar mucho rato?- preguntó una señora.

-Acabo de llegar- le contestó otra visiblemente molesta.

Villacís inaugura la terraza del Ramses.
Villacís inaugura la terraza del Ramses.

A las 11 de la mañana, ya se formó una pequeña cola en la única terraza abierta en la plaza de Santa Ana. «Tenía muchas ganas de quedar con mis amigas. Necesitaba el contacto directo porque no es lo mismo verlas en pantalla», afirmó Alicia.

Las terrazas más animadas se encontraban en la Puerta de Alcalá. En Aarde, del grupo Paraguas, los operarios ultimaban la cuidada decoración del local.

«Hay que salir a la batalla, aunque tengamos pérdidas porque abrir la terraza no es rentable. Es muy difícil apostar cuando cada semana nos cambian las reglas del juego», declaró ayer Marta Seco, fundadora del grupo, que regenta también el famoso Amazónico.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, también se acercó al cercano restaurante Ramses para apoyar a los hosteleros: «No hay nada como salir de un confinamiento, sentarte en una terraza y tener esa sensación de libertad». Villacís no dudó en cortar una cinta de inauguración de la terraza del Ramses, lo que desató las críticas en las redes sociales.

A las puertas del restaurante, Juan Antonio espera a que la recepcionista le tome la temperatura. «34,3», le dice Alina. Los clientes lo asumen con naturalidad y a nadie le extraña la estampa. Son las nuevas imágenes que deja la pandemia. «Pensé que iba a haber más gente. Se nota más movimiento del habitual, pero tampoco es algo masivo. Vamos poco a poco», explica Juan Antonio.

A su lado, Ángeles García se muestra impaciente por tomarse una caña porque «los madrileños somos mucho de terraceo y de cerveza. Si nos hemos librado del Covid, hay que tener esperanza», concluye.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Lampard 3-0 con Watford: Victoria seca en casa, tres goles anotados: Chelsea jugó muy bien
Pulisic por 3-0 con Watford: Chelsea necesitaba esta victoria. Estamos seguros de que podemos entrar en el Top 4
Rebic anotó 9 goles para el Milan en 11 partidos de La serie A
Mikel Arteta: Llegar al Arsenal a la liga de Campeones parecía imposible hace unas semanas
🏆 🏆Bayern logró el doblete de oro en Alemania por 13ª vez
Neuer dio un gol en la final de la Copa de Alemania con el Bayer Leverkusen
Sarri goleó 4-1 a Torino: la Juve tuvo una falsa sensación de seguridad tras un par de goles