Spain

Siete muertos por coronavirus en Italia, donde hay ya 230 contagiados

Un hombre de 62 años con coronavirus falleció este lunes en la región de Lombardía, la más afectada por el brote de COVID-19 en el norte de Italia, con lo que ascienden ya a siete las víctimas mortales en el país, mientras que se registró el primer caso de contagio en la región de Alto Adigio (norte). El número total de contagiados en Italia es de 231 personas, incluidos los fallecidos.

El hospital Sant'Anna de Como confirmó este séptimo fallecimiento en una nota y explicó que el hombre tenía "importantes problemas cardíacos y renales".

Esta víctima mortal se suma a otros tres fallecidos que fueron reportados asimismo este lunes: un octogenario procedente de Castiglione d'Adda que murió en un hospital de Milán; un hombre de 88 años que falleció en Caselle Landi; y otro de 84 años que murió la mañana de este lunes en el hospital Juan XXII de Bérgamo, en Lombardía. 

Los tres fallecidos anteriores a estos cuatro eran una mujer de 68 años que falleció en la provincia de Cremona; un hombre de 78 años de Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto); y una mujer de 75 años que estuvo en Codogno y que dio positivo al virus en una prueba realizada tras su muerte.

Además, este lunes se registró el primer caso de un paciente infectado de coronavirus en la zona de Alto Adigio, un hombre joven que en un primer momento había dado negativo en las pruebas, pero análisis posteriores han confirmado que está contagiado con el virus de Wuhan (China), lugar donde se originó la epidemia.

"Dentro de lo razonable"

El jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, declaró que el número de enfermos está dentro de lo razonable"" y que aún no justifican un cambio en la consideración de este virus "de epidemia a pandemia".

Coronavirus.

También recordó que todavía no se ha encontrado al llamado "paciente cero", que habría originado el contagio en el norte de Italia, y tampoco la relación entre los dos focos que son, uno en Codogno, en la provincia de Lodi, en Lombardía, y el otro en Vo' Euganeo, en Véneto.

En las regiones afectadas de Lombardía y Véneto se han decretado medidas de precaución como el cierre de colegios y universidades, la suspensión de eventos como el carnaval de Venecia o la interrupción de las actividades productivas en fábricas y oficinas.

El Gobierno está estudiando además otras medidas para evitar el impacto económico en esta región, que es el motor económico del país, y tiene previsto comparecer el próximo jueves ante el Senado para explicar la situación.

Muertes por coronavirus registradas en Italia.
Muertes por coronavirus registradas en Italia.
HENAR DE PEDRO

Lombardía es la región italiana más afectada, ya que se han registrado 172 casos. En Véneto se han confirmado 33; en Emilia Romaña, 18; en Piamonte, tres y en la región de Lazio otras tres, según los datos de las autoridades sanitarias italianas. Italia es, además, el tercer país por número de contagios en el mundo, después de China y Corea del Sur.

"No tomamos nada a la ligera, de lo contrario no habríamos adoptado medidas extremadamente rigurosas", afirmó por su parte el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en la sede de Protección Civil.

Una mujer con una mascarilla anti contagios, en la estación Termini de Roma, Italia.

"No podemos predecir el progreso del virus: hubo un brote y a partir de ahí también se propagó", continuó Conte, que hizo referencia a la "estructura hospitalaria" a la hora de abordar la "difusión" del coronavirus. "Continuamos con la mayor precaución y rigor", ha aseverado.

En este contexto, el ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, consideró este lunes "indispensable" que haya "un solo centro de coordinación para la gestión de la emergencia" que afronta Italia. "Así está funcionando, como demuestran las ordenanzas firmadas en la jornada de ayer. Las decisiones unilaterales para un sólo territorio no sirven", advirtió.

También recordó que aún no se ha encontrado al llamado "paciente cero", que habría originado el contagio en el norte de Italia, y tampoco la relación entre los dos focos que son, uno en Codogno, en la provincia de Lodi, en Lombardía, y el otro en Vo' Euganeo, en Véneto. 

Una española en la zona: "Se nos ha acabado la vida normal"

Sara Martín, española, madre de tres hijos y que vive en Lodi, Lombardía, el foco italiano del coronavirus, explicó que a ella y a sus vecinos se les ha acabado la vida normal. "Sientes que ha cambiado todo". En declaraciones al teléfono desde su casa explicó que los niños no han ido al colegio ni su marido a la oficina, en Milán, porque está en la zona de contagio. 

Aunque Lodi, una localidad de 45.200 habitantes, no se encuentra entre las once a las que se les ha aplicado la cuarentena y se prohíbe la entrada y salida, "todo está cerrado" y "se ha recomendado no hacer vida social". Llevan metidos en casa desde el viernes cuando se supo que una persona de la cercana Codogno, un hombre de 38 años, estaba infectado del virus COVID-19 y había numerosos casos positivos.