Spain

Sergio González: "No estamos salvados, pero hemos dado un paso de gigante"

Sergio González era una de las casi 20.000 caras de la victoria del Real Valladolid minutos después de ganar al Espanyol. Los blanquivioletas consiguieron un triunfo vital de cara al tramo final de competición, que permite abrir un hueco de diez puntos con respecto al rival. Teniendo en cuenta la pelea que comparten, los dos equipos empezaron "con mucha tensión", como reconoció el técnico en la posterior rueda de prensa, aunque el suyo se templó y comenzó a dominar.

Aunque tuvo el balón, el Pucela jugó "mucho por dentro" y se encontró con un rival "que cerraba bien". Sin embargo, el paso de los minutos y los cambios le permitieron mejorar. "Muchas veces los cambios no salen así de bien. Hemos arriesgado un poco más con el rombo, aunque estábamos un poco más expuestos en las contras. Era un todo o nada, el empate sumaba, pero la victoria era lo más importante y podíamos arriesgar al tener un jugador más", analizó a Sergio, que defendió la labor de Míchel y empoderó la actuación de Sandro: "Está con muchas ganas de jugar y se ha reivindicado".

El segundo gol, en opinión del entrenador, fue "un bálsamo" que dio a los locales "una confianza brutal", solo puesta en duda "con el penalti". "Esa acción es una manchita en el partido, porque era evitable", lamentó el catalán, que por un momento pensó "en el día de la marmota", aunque finalmente la victoria cayó del lado vallisoletano. "Había cierto miedo, porque había sucedido muchas veces la misma situación en contra, pero es importante que suceda esto para ir tapando esa dinámica", incidió Sergio, "contento por los futbolistas, porque, si había dudas, esto permite que se vuelva a confiar en ellos".

Balones de oxígeno

La ventaja conseguida con respecto a los puestos de descenso es una opción "de tener balones de oxígeno" que Sergio González espera "no perder tan rápidamente" como en anteriores ocasiones. "El equipo tiene que ir madurando con partidos y con sucesos. En anteriores ocasiones no hemos sabido gestionarlo del todo. Ojalá esta vez demos un salto de calidad y podamos manejar mejor la situación, porque, con más tranquilidad, futbolistas para jugar mejor al fútbol", ponderó el técnico.

Con todo, como pensó después de ganar en Mallorca, declaró que no cree que estén "salvados", pero sí que han dado "un paso de gigante" hacia la permanencia. "La travesía está siendo buena, pero queda mucho por decir. Esperamos seguir con nuestra faena, vamos a vivir la semana con otra perspectiva", aguarda Sergio, que desea que el triunfo ante el Espanyol abra una senda de varias victorias más consecutivas.

"Creo que siempre hemos dado la cara. Aunque hayamos estado más o menos acertados, aquí solo han ganado Sevilla y Real Madrid. Queremos más victorias, pero el equipo compite bien. Ha habido partidos en los que hemos merecido ganar y no lo hemos conseguido, pero el equipo sabe manejar este tipo de partidos", aseveró el entrenador, que sigue sin ver perder a los suyos contra los equipos que tiene por debajo.