Spain

Sentido y sensibilidad

La crisis sanitaria no tiene nada bueno, aunque solo sea por el respeto que merecen los casi 30.000 muertos por coronavirus y muchos otros que, con diferentes patologías, fallecieron como consecuencia del colapso hospitalario. Dicho esto, la realidad es que da mucha risa ver las fotos de las revistas del colorín con los famosos enmascarillados, que vendría a ser el pixelado de los mayores de edad, porque a algunos ni se les reconoce. A algunas les viene de perlas, se ahorran la depilación del labio superior (eufemismo estético de lo que vulgarmente se conoce como quitarse el bigote); los ojos hablan, es verdad, pero no tan alto como para que, tras la mascarilla, se note como sacan la lengua a algún paparazzi plasta.

Menos mal que muchas de nuestras dignas autoridades femeninas saben llevar el luto, no como Ana Botella, que iba a los funerales sin mangas. Tampoco hay que pasarse como hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, MagdalenaAyuso, que por lo visto no conoce el rímel waterproof . Chica, que es el que usan las novias para no quedar hechas un adefesio en las fotos de la boda.

La muerte de Álex Lecquio Obregón ha conmovido especialmente a la sociedad tocada por el dolor ajeno

A la marquesa Cayetana (Álvarez de Toledo) se le nota que en Buenos Aires fue al mismo colegio de señoritas bien que Máxima de Holanda y, otra cosa no, pero el luto lo luce estupendamente, al igual que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

Lutos institucionales hasta para la princesa Leonor y la infanta Sofía , a las que igual, para lo del minuto de silencio, podían haber vestido de lo que antiguamente se llamaba alivio de luto, negro pero con algún toque de blanco. Son unas señoritas, pero están eximidas de vestir como las hijas de Bernarda Alba. En cualquier caso se agradece el gesto y hasta que no se invente otra manera de mostrar duelo sin tener que explicar que, como hizo la reina Fabiola en el funeral del rey Balduino , el blanco también es un color de luto, en este caso gozoso porque celebra la vida del difunto, el negro no admite dudas.

La prueba de que el luto se lleva por dentro es la triste imagen de Ana Obregón , hundida frente a la tumba de su hijo, Álex , fallecido hace dos semanas. Entre tantos exitus letalis , el de este joven ha conmovido especialmente a la sociedad. Se mezcla en esta lamentable pérdida, la curiosidad por el personaje, la trayectoria de unos padres famosos y esa especie de transposición de sentimientos que hace que los sensibles y, también, los sensibleros, se identifiquen con la pena ajena.

El padre del joven, Alessandro Lecquio, quien un día cultivó la imagen de irreductible conquistador y protagonizó algunos episodios de moral dudosa, sin perder nunca la elegancia de su origen italiano y borbónico, es desde hace años un caballero que vive y deja vivir. El miércoles regresó al plató de El programa de Ana Rosa, donde trabaja, dando una lección de sentido y sensibilidad. La vida sigue, es cierto, pero nunca será la misma.

Football news:

El PSG pide al Barça Dembélé y 80 millones de euros a cambio de Neymar (el Chiringuito TV)
Kike Setien: me Veo como entrenador del Barça la próxima temporada
El paraíso turístico de Disney, donde regresan la MLS y la NBA: más de 50 lugares, la oscuridad de los niños en tiempos normales, personajes de dibujos animados en todas partes🧞 ♂
Sulscher sobre la abolición de Ban Man City: Que otros lo discutan. No es mi trabajo
Zidane sobre Bale: la Gente está tratando de inventar nuestro conflicto, pero no van a lograr nada. Somos uno
La ventana de transferencia en Inglaterra estará abierta del 27 de julio al 5 de octubre
De Jong entró en la oferta del Barça para el partido ante Osasuna. Se perdió un mes por una lesión