logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Se hunde un parking subterráneo en Santander sin provocar víctimas

Los vecinos de Nueva Montaña se han despertado esta mañana entre el caos. A las 6:30 horas se ha hundido el parque infantil de la calle Tomás y Valiente sobre el parking subterráneo que hay debajo, un aparcamiento en el que estacionan sus vehículos 500 residentes de una gran urbanización cercana al centro comercial Bahía de Santander. Aunque agentes de la Policía Local, efectivos de la Policía Nacional, bomberos y sanitarios han estado buscando posibles víctimas, hace escasos momentos, han confirmado que no falta ningún vecino de los tres bloques más afectados. La alcaldesa, megáfono en mano, ha pedido a los jefes de escalera que vayan piso por piso preguntando si falta alguien y se ha establecido un puesto de mando en el centro cívico de la zona.

«Estaba en la cama y he escuchado dos explosiones y un temblor», ha descrito uno de los afectados. Todos asisten con incredulidad a lo que ha pasado. El bloque 3 y, dentro de éste, los portales A, B y C son los más afectados por el suceso. Los bomberos se encuentran ya comprobando la estructura del garaje afectado y, por el momento, no se echa de menos a nadie, aunque se trabaja con la duda de si algún vecino madrugador estaría cogiendo su vehículo cuando se ha hundido el suelo del parque.

Los vecinos describen un momento angustioso cuando, hace menos de una hora, se han presentado en los edificios agentes de la policía llamando a las puertas con insistencia e instando a la gente a salir de las viviendas. Muchos estaban todavía en la cama. «Tienen que salir, que ha habido un hundimiento», ha relatado María Rosa Anero, que urgían los policías. Esta mujer señala que primero, cuando aún todo el mundo estaba durmiendo, se ha oído una explosión. «He notado que se ha movido el edificio, como si fuera un terremoto. Una chica gritaba dentro del ascensor porque subía y bajaba y no paraba». De forma muy parecida lo ha descrito otra residente en la zona. «Noté que se movía la cama y ves que se hude la tierra. Te asustas».

«Si esto llega a pasar a las 18.00 horas de cualquier día aquí hay 100 muertos, porque este parque es donde hacen la vida los niños del barrio» Javier Conde

Los comentarios de los corrillos de la gente, que está en shock van todos en la misma dirección. «Llevábamos años reclamando revisiones, había charcos en los garajes y unas humedades horrorosas», han señalado en un grupo de afectados. Olga González ha lamentado que ha perdido dos coches y Javier Conde, del bloque 1D decía que, si esto llega a pasar a las 18.00 horas de cualquier día, aquí hay 100 muertos porque este parque es donde hacen la vida los niños del barrio.

La Policía ha permitido a los afectados subir a sus casas hace varios minutos, pero sin utilizar los ascensores. Aún así, muchos tienen el miedo en el cuerpo y, por el momento, no se atreven a subir. «Yo estoy en shock», admite una vecina (Cristina Balza) que tiene un bebé de un mes y cinco días en los brazos, y no me atrevo a subir a casa. Te asomas al balcón y dan ganas de llorar». De los tres bloques más cercanos a la zona hundida, en dos ya se ha localizado a todos los vecinos, para alivio de todos.

En el centro cívico de Nueva Montaña, los agentes de todos los cuerpos de emergencia se han puesto ya a trabajar con planos de la urbanización para decidir los próximos pasos a dar. Se ha establecido una mesa de mando en el que están los mandos de la Policía Local, Nacional, Bomberos de Santander, el concejal de Fomento, César Díaz, y el consejero de Obras Públicas del Gobierno cántabro, José Luis Gochicoa.

Themes
ICO