Spain

'Schitt's Creek' hace historia en unos Emmy virtuales donde también brilla 'Succession'

Noticias relacionadas

Podía haber sido desastroso, pero, en cambio, sólo fue tierno. Y agradable. Y diferente al formato al que nos hemos acostumbrado. Los Emmy sacaron pecho ante la adversidad pandémica y se canjearon en una gala inédita con Jimmy Kimmel a los mandos, en un Staples Center desértico, y avalado por un letal despliegue: 138 personas de su equipo repartidas por 114 localizaciones distintas, en diez países, para acompañar a todos y cada uno de los nominados allí donde estuviesen. Y como estuviesen: arreglados o en pijama, en tacones o con bambas, abrazando a su familia o a sus perros. Nuestra querida Jennifer Aniston abrió boca subiendo a Instagram una foto con bata, mascarilla y champán.

Se escuchaban risas de fondo de los allegados de los premiados. Hubo alguna interferencia sin importancia. Pero, más allá de la anécdota, en esta primera gala post Juego de Tronos -hay que superar ya el trauma de la serie más premiada de la historia-, quienes lo han petado han sido Schitt’s Creek en comedia, Watchmen en la categoría de miniseries y Succession en drama.

Pero, no obstante, la noche ha sido de Schitt's Creek, que ha reventado todas y cada una de sus categorías de comedia. Se llevó los premios a mejor comedia, actor (Eugene Levy), mejor (Catherine O'Hara), actor de reparto (Dan Levy), actriz secundaria (Annie Murphy), mejor guion cómico (Dan Levy) y mejor dirección en una comedia (Andrew Cividino y Dan Levy). Una pasada. Es la primera vez que sucede algo así: nunca antes una producción se había hecho, tan triunfante, con todos los premios principales de su género y nadie se había apuntado tantos galardones en una misma ceremonia. 

Nueve estatuillas: casi nada. Siete en la ceremonia, dos más en las galas previas. Una bonita noche para una serie canadiense tan modesta que cuenta la historia de una familia de ricos que cae en la ruina y debe reinventarse. Además, sus creadores son Eugene Levy y su hijo Dan. También ha sido aplaudida por su gran mensaje acerca de la diversidad, del respeto y del amor dentro del colectivo LGTBIQ: "Nuestra serie, en su punto central, va de los efectos de transformación que tiene el amor y la aceptación. Eso es algo que necesitamos ahora más que nunca antes", expresó Dan Levy. A su vez, Levy padre homenajeó a su hijo y dijo que gracias a él, la serie se había convertido en un azote de la homofobia.

Succession: otro pelotazo. Se ha llevado el premio más importante de la noche, el Mejor Drama. Cuenta la historia ficticia de la saga de una familia estadounidense dueña de un conglomerado internacional de medios que no sólo es rica y poderosa, sino que también sus miembros buscan el poder y dirigir el negocio a su manera, a pesar del plan de sucesión establecido. Aquí sus cinco estatuillas en drama: mejor serie, mejor dirección (Andrij Parekh), mejor actor principal (Jeremy Strong), mejor actriz invitada (Cherry Jones) y mejor guión (Jesse Armstrong).

El discurso de Jesse Armstrong también se ha vuelto icónico de puro político, porque en vez de dar las gracias, ha dado el bofetón sin mano del "unthank you": "Quiero no dar las gracias al presidente Donald Trump por su horrible y no coordinada respuesta al coronavirus, quiero no dar las gracias al presidente Boris Johnson por hacer lo mismo en mi país (Reino Unido), quiero no dar las gracias a todos los gobiernos nacionalistas que están haciendo lo opuesto a lo que necesitamos ahora, y quiero no dar las gracias a todos los magnates de los medios que hacen tanto por la gente que está en el poder", lanzó. 

Football news:

Sergio Ramos: penalti Limpio, me agarraron. No es justo condenar al árbitro
Ronald Koeman: no entiendo al VAR, está trabajando contra nosotros. Barcelona no merece tales derrotas
Griezmann no hizo goles en cinco partidos ante Cumaná En el minuto 81, apareció en el campo el delantero azulgrana Antoine Griezmann, pero no pudo marcar ni dar una asistencia en el tiempo asignado
El ex árbitro Andújar Oliver valoró el momento con la penalización del Barcelona en el partido de la jornada 7 de la liga
Zidane goleó 3-1 al Barcelona: el Real Madrid tuvo un partido perfecto y mostró carácter. Orgulloso del equipo
Courtois sobre 3-1 con el Barça: la Victoria le dará confianza al Real Madrid después de dos malos partidos
El Real Madrid eliminó al Barça en el clásico más vigoroso: dio comienzo, un huracán, todo lo decidió el rey: Ramos