Spain

Sanders abre brecha en Nevada

La aplastante victoria del candidato progresista Bernie Sanders en los caucus celebrados el sábado en Nevada no sólo ha reforzado su liderazgo en la carrera por la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre, sino que además le convierte en un aspirante transversal, atractivo para prácticamente todos los grupos de votantes.

Es habitual escuchar que el presidente estadounidense, Donald Trump, lleva en campaña desde el mismo día en que juró el cargo en enero de 2017, pero Sanders también lleva cuatro años preparándose y, por lo visto hasta ahora, con éxito, puesto que ha sido capaz de penetrar en bolsas de votantes que en el pasado se le resistieron, como las minorías e incluso los moderados.

Con el 60 % del voto escrutado en Nevada, el senador independiente por Vermont tiene el 46 % de los apoyos, a una distancia muy considerable del segundo y antaño favorito, el ex vicepresidente Joe Biden (19,6%), y del tercero, el antiguo alcalde de South Bend (Indiana) Pete Buttigieg (15,3%). Si estos resultados no cambian demasiado cuando finalice el escrutinio. Sanders, Biden y Buttigieg serán los únicos que se lleven delegados del estado, lo que realmente cuenta de cara a la convención del Partido Demócrata en que se elegirá al candidato en julio, pues las reglas de las primarias establecen que solo obtengan delegados quienes superen el 15% de los apoyos.

Nevada reparte 36 delegados, de los que Sanders ya se ha asegurado 10 y probablemente le terminen tocando varios más, que se sumarán a los 21 que ya tenía tras haber ganado en Nuevo Hampshire y quedar segundo a muy poco margen del primero, Buttigieg, en Iowa. Un candidato necesita llegar a la convención de julio con un mínimo de 1.990 delegados para asegurarse la nominación, un camino que, si bien sigue siendo complicado para el senador, es cada vez más viable tras su victoria en Nevada y las buenas expectativas que señalan las encuestas.

En Carolina del Sur, la próxima cita el 29 de febrero y donde se reparten 54 delegados, Biden va a la cabeza en intención de voto con un 24,5%, pero Sanders le sigue de cerca con un 21,5%, según el agregador de encuestas de Real Clear Politics. Un resultado así en Carolina del Sur, con gran presencia de votantes afroamericanos, daría todavía más señales de que el senador también resulta una opción atractiva entre las minorías y que ha ahuyentado por completo los fantasmas de 2016. Solo tres días después de Carolina del Sur, el 3 de marzo, será el supermartes, el día en que se reparten más delegados de toda la carrera y en el que votarán, entre otros, los dos estados más poblados del país, California y Texas, donde Sanders lidera las encuestas.

En una entrevista televisiva Sanders delineó algunos puntos de la que sería su política exterior como presidente, uno de los aspectos por los que menos se conoce al candidato, y aseguró, entre otras cosas, que "intervendría" si China llevase a cabo acciones militares contra Taiwán y que se reuniría con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El rival en las elecciones de noviembre del candidato demócrata que gane la nominación, el presidente Donald Trump, anunció que seguirá con su "tradición" de celebrar un mitin en el estado en que haya primarias demócratas justo antes de que estas tengan lugar, con lo que el próximo viernes estará en Carolina del Sur.