El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defenderá este miércoles ante el pleno del Congreso el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus y dispuesto a no prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo. Si el estado de alarma se da por concluido en esa fecha, la de esta jornada será la última vez que Sánchez comparezca ante el Congreso para ir informando de la evolución del mismo, ya que se comprometió a hacerlo cada dos meses.

No obstante, el jefe del Ejecutivo va a aprovechar esta comparecencia ante el pleno de la Cámara Baja para presentar el Plan de Recuperación de la Economía, que fue tramitado este martes por la comisión creada al efecto y de la que forman parte todos los ministros. Este plan será aprobado definitivamente por un próximo Consejo de Ministros y se enviará a Bruselas antes de que el 30 de abril concluya el plazo fijado por la Comisión Europea.

Sánchez ofreció detalles de este documento en una comparecencia ante la prensa tras la última reunión de su Gabinete en la que informó de que consta de 102 reformas y 110 inversiones. Las inversiones públicas recogidas en este plan entre 2021 y 2023 ascenderán a casi 70.000 millones, principalmente en transición ecológica (39% del total) y digital (29%), así como en educación y formación (10,5%) e investigación y desarrollo (7%).

Para Sánchez, se trata de un plan histórico y así lo expondrá este miércoles ante los grupos parlamentarios. Será uno de los asuntos de enfrentamiento con la oposición ya que el líder del PP, Pablo Casado, lamentó que Sánchez fíe todo a las ayudas europeas y presente unos nuevos "brotes verdes" sin detallar reformas, sin presentarlo aún a Bruselas y "sin contar con nadie". "Su tacticismo electoral es una irresponsabilidad solo a la altura de sus mentiras", escribió Casado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

En un ambiente político crispado a consecuencia de las elecciones en la Comunidad de Madrid el próximo 4 de mayo, el debate en el Congreso se prevé que de pie a una sucesión de reproches mutuos a cuenta del plan de recuperación, del plan de vacunación o de las perspectivas ante el fin del estado de alarma.

Sánchez insiste en que su intención es que el 9 de mayo, cuando concluye el estado de alarma actualmente en vigor, no se prorrogue, y considera que las comunidades autónomas tienen medios legales para hacer frente a la pandemia sin la cobertura de esa medida excepcional amparada por la Constitución. Sin embargo, varios presidentes autonómicos, entre ellos el lehendakari Íñigo Urkullu, defienden que se prorrogue, algo por lo que abogará ante el pleno el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. De momento, Sánchez rechaza convocar una Conferencia de Presidentes para analizar este asunto, en contra de lo que le piden Casado y varias comunidades.

El presidente del Gobierno tendrá ocasión de reiterar asimismo los hitos del calendario de vacunación contra el coronavirus después de que Janssen haya suspendido la entrega a España de 300.000 dosis prevista para hoy, una decisión adoptada después de que Estados Unidos suspendiera cautelarmente la administración de la vacuna después de detectar seis casos de coágulos sanguíneos graves y raros.