Spain

Rumanía acaba con la euforia del XV del León

Acción del Rumanía - España
Acción del Rumanía - España MB Media - Ferugby

Un triunfo de Rumanía ante España por 24-7 ha supuesto la segunda derrota en tres partidos del XV del León en el VI Naciones B. El equipo español ve de esta forma cortada una buena racha que ya duraba casi dos temporadas, en las que sólo se perdieron los partidos asumibles. España visitaba a una Rumanía que había perdido sus dos primeros partidos de la competición, con la perspectiva de subir otro escalón con una victoria a domicilio ante los Robles. Sin embargo, el equipo de Santiago Santos jugó un encuentro en el que se acentuaron los problemas que se apuntaron ante Georgia, pero no brilló ninguna de las virtudes que se apreciaron en los meses previos.

La baja a última hora de Wessels-Bell hizo que Santos tuviera que reorganizar sus líneas. Sin embargo, fue evidente que España, una vez más, insistió en exceso en el juego de delantera, sin poder convertirla en esta ocasión en base para desplegar juego ni explorar más opciones. El conjunto rumano, con ocho cambios en relación a su derrota en Portugal, estrechó las líneas y, muy veloces en acudir a las fases de contacto, fue restando espacios a España. El primero tiempo transcurrió sobre todo en el centro del campo. Ninguna escuadra logró progresar, pero las indisciplinas españolas dieron a Rumanía ocasión para acabar 6-0, con dos golpes de castigo anotados por Vlaicu. España siguió en su línea de jugar los golpes siempre a la mano.

(MB Media - Ferugby)

En el segundo tiempo España parecio salir más activa, pero poco a poco se fue diluyendo. Rumanía logró de nuevo neutralizar a una delantera española que, por añadidura estuvo menos acertada en la touche que en los partidos previos, además de cometer demasiados errores de manejo. Un ensayo de Melinte puso el 16-0 que decidía el partido. Después, España tuvo que abandonar sin fruto una larga acción de ataque, con seis golpes de castigo incluidos, cerca de la línea de 22 rumana. Al final del choque Nueno logró por fin el ensayo del honor español, pero la rapidez rumana les permitió aprovechar un despiste defensivo visitante.

Serio toque de atención: España no perdió la cara al partido pero no logró tampoco manejarlo ni extraer fruto de sus fases de dominio. Tras los buenos resultados previos, caer en Rumanía y más de esta manera supone dar un paso atrás.

RUMANÍA (6+18): Savin, Capatina, Pungea, Van Heerden, Motoc, Macovei, Ser, Chirica, Surugiu, Plai, Onutu, Vlaicu, Fercu, Simionescu y Melinte. También jugaron Cojocaru, Pristavita, Poparlan, Ion, Bratu, Popa, Maliepo y Burtila.

ESPAÑA (0+7): Futeu, Pinto, Blanco, Lucas Guillaume, Peters, Quercy, Gibouin, Tauli, Rubio, Linklater, Contardi, Gimeno, Nueno y Julen Goia. También jugaron Díaz, Del Hoyo, Zabala, Sánchez, Guido, Munilla y Taibo