logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Rosalía: «Que le jodan a VOX»

«Fuck VOX». Son solo dos palabras, pero traerán más cola que todos los análisis políticos sobre las elecciones juntos. Así, con las palabras «que le jodan a VOX» (pero en inglés, esta vez no ha llevado el castellano por bandera), Rosalía ha expresado en las redes sociales su opinión sobre la formación de Santiago Abascal, lo cual ha desencadenado una oleada de comentarios de sus seguidores. «Gracias por mojarte como embajadora de España», «Woody Guthrie te manda saludos jefaza» o , decían los partidarios de su tuit. Algunos respondían con algo de sorna, («Ah sí pero para sacar una línea de ropa con Inditex ya no tienes tanta conciencia de clase»), y otros se mostraban contrarios a su comentario: «Fuck Vox pero no fuck Bildu...», «Eso quiere decir que estás a favor del independentismo».

En menos de una hora, el mensaje de la autora de «El Mal Querer» contra la formación de Santiago Abascal ha recibido más de 83.0000 me gusta y 30.000 retuits. Entre otros, ha recibido la respuesta de Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, quien ha respondido con un «¡tra tra!», en alusión a la canción «Malamente», que hizo famosa a la catalana.

También ha sido muy escueto en su reacción el triunfito Cepeda, que dice sentirse «más gallego que nunca», en referencia a los malos resultados de VOX en la Comunidad Autónoma.

Otro artista que ha reaccionado al ascenso en votos de VOX este domingo, pero de una forma más extensa, ha sido Coque Malla, que ya tuvo un encontronazo con la formación cuando ésta utilizó una canción suya en un mítin. En esta ocasión, el ex Ronaldos ha mostrado su sorpresa y preocupación por el número de escaños alcanzados. «Es España un maravilloso país al que desgraciadamente también hay que reprocharle unas cuantas cosas. Pero jamás imaginé que un discurso tan conocido, tan falso, rancio y peligroso como el de la extrema derecha europea fuese a calar tan hondo como para que tres millones y pico de votantes les abriese de par en par las puertas del Congreso y les proporcionase nada más y nada menos que 52 diputados. Todavía no acabo de creérmelo 52 diputados», escribe en el texto, publicado en Facebook.

Y añade: «La extrema derecha más fuerte de toda Europa, se dice pronto. En fin. Queridas y queridos niños que habéis caído en la trampa de esta gente, permitidme que con todo el cariño, me ponga un poco abuelo cebolleta: leed. ¡Leed mucho! ¡leed todo lo que os caiga en las manos! Filosofía, teatro, comedia, novela, poesía. Autores europeos, asiáticos, latinoamericanos, estadounidenses y australianos... leed», recomienda el madrileño, que acaba de lanzar su último disco, titulado «¿Revolución?». Recomienda entonces Malla que volemos con nuestra imaginación a «través de las páginas y las palabras» para así ser «libres y autónomos». «Veréis como el mundo pequeño y cutre que esta gente os quiere presentar se rompe en mil pedacitos que vuelan por el universo, nuestra verdadera y única patria», apostilla. Convencido de que el arte es una herramienta eficaz para desarrollar el sentido crítico, apuesta Coque también por «museos, teatros, salas de exposiciones, guiñol, instalaciones artísticas, conferencias, mimo y música. "Mucha música! Y luego silencio, el maravilloso y sanador silencio». En esta línea, aconseja viajar «lejos, a países exóticos y extraños» en los que comer «cosas raras» y aspirar «los fuertes olores de las especias en las calles de un mercado callejero de Italia, Marruecos o Bangkok». «Y aunque os suene raro, si no lo habéis hecho nunca: hacedlo solos», destaca.

«Dejaos llevar por el viaje y la aventura y conoced gente diferente y maravillosa. Gente de todas las razas y colores. Gente amable y hospitalaria, que no ve a un extranjero, si no a un posible amigo. Entenderéis con más fuerza lo pequeños que somos y os sentiréis de ningún lugar y de todas partes al mismo tiempo. Y es maravilloso sentirse así», reflexiona. Asegura Malla entonces que en estos viajes ayudan a entender «lo breve de nuestro paso por aquí». «Demasiado breve para andar cabreado y viendo enemigos por todas partes», asegura, para luego agregar: «Anoche cuando veía las imágenes de la gente en la sede del partido en cuestión gritando '¡a por ellos!' o '¡jamás nos vencerán!' pensaba: ¿a por quién? ¿quién nos quiere vencer? ¿qué paranoia es esta? Mentira, todo mentira. Una vieja mentira». Para el músico, «ahora solo queda apelar a la sensatez de la fragmentada izquierda, que también cuenta mentiras, para qué nos vamos a engañar, pero mentiras que por lo menos dan un poco menos de miedo, ¿no? Y que tengamos gobierno estable de una vez. Sr. Sánchez y Sr. Iglesias, dejen de joder, por favor, y póngase de acuerdo, que miren las consecuencias de medirse las colitas. Buenos días a todos y enhorabuena por otra tranquila y civilizada jornada democrática», concluye.

Otros artistas por que han mostrado su decepción o preocupación con el ascenso de VOX anteriormente han sido Miss Caffeina («cuando pasan estas cosas, que Vox tenga 12 escaños, mas que rabia siento muchísima pena»), Bravo Fisher! («¡Qué horror lo de Andalucía!»), la flamenca Rocío Márquez (que recuperó esta letra tras los resultados andaluces: «De miedos y de miserias, comenzó un largo rosario, de pan negro y letanía, de orden y de derecha, una infame beatería») o el rapero Rayden («De qué sirve quejarse por aquí, la culpa es de cada persona que no ha ido a votar lo contrario. Fíjate que el "facha" nunca se olvida ni deja de votar»).

Por ahora, Andrés Calamaro sigue solo en su particular apoyo a VOX: «Prefiero el vértigo de los patriotas y reaccionarios», aunque José Manuel Soto sí ha echado un capote a la formación sin mostrarle apoyo explícito: «El votante de VOX no tiene nada d fascista, homófobo, racista, xenófobo o machista. Es tan solo un español normal cabreado y harto de la supremacía moral de la izquierda y de que lo insulten y lo humillen por amar a su país y mostrar con orgullo su bandera», dijo este domingo en su cuenta de Twitter.

Themes
ICO