Spain

Ropa tendida: del amor y del cine, 100 años de Eric Rohmer

'SEIS CUENTOS MORALES'

Más desapercibido que el XL aniversario de la muerte de Alfred Hitchcock, está pasando el centenario del nacimiento del francés Eric Rohmer (1920-2010), en teoría -y en la práctica- en sus antípodas. Filmin dispone de 16 películas del cineasta moderno que más y mejor ha estudiado el amor y las relaciones de pareja y de amistad. Fueron Rohmer y Claude Chabrol quienes, siendo críticos de Cahiers du cinéma, y una década antes de que François Truffaut publicara su insustituible entrevista-río, escribieron Hitchcock (1957) -con formato de estudio-, el primer libro reivindicativo del maestro británico como autor de cine, nunca editado en España, pero sí en castellano en una edición argentina. Paidós publicó El gusto por la belleza, recopilación de textos de Rohmer sobre el cine y sobre sus películas y directores preferidos, en la que hay un precioso capítulo sobre Vértigo (1958). La "política de los autores" que proponía Rohmer, junto a otros colegas de la Nouvelle Vague, le llevó a él mismo, cuando tomó la cámara, a ser considerado como uno de los mayores paradigmas del cine de autor europeo y mundial. Eso sucedió, especialmente, a partir del éxito de su quinto largometraje, Ma nuit chez Maud (1969) -dos nominaciones al Oscar-, que sedujo ipso facto, con la inmediata continuidad de Le genou de Claire (1970) y L'amour-l'après-midi (1972), a un contingente de cinéfilos españoles que acompañaría fielmente a Rohmer siempre.

TODAS LAS ARTES

Los títulos citados pertenecen a su primer ciclo, Seis cuentos morales (1963-1972). Anagrama remachó la jugada publicando en 1974, con el mismo título, no los guiones, sino los relatos previos que Rohmer había escrito. "¿Por qué ser cineasta, si se puede ser novelista?", se preguntaba Rohmer, nada menos, en la introducción a sus cuentos. Bachiller en Matemáticas y Filosofía, profesor de Letras Clásicas, experto en música, pintura y arquitectura, Rohmer integró todas las artes en sus películas, especialmente la literatura, con muy reveladoras adaptaciones de novelas y, sobre todo, con el tono y la esencia conversacional de su cine. Autor de los guiones de sus 25 largometrajes; de una novela (Élisabeth, 1946) y de una colección de ocho nouvelles publicadas póstumamente (Frippones de porcelaine, 2014); de una obra teatral (Trío en mi bemol, 1988) -también dirigió teatro en dos ocasiones-; de libros de ensayo -sobre Mozart y Beethoven, por ejemplo-, de 13 cortos y de programas para la televisión escolar, su ingente obra intelectual y creativa se prolongó en 20 documentales: cuatro dedicados al moderno urbanismo; uno, a Carl Theodor Dreyer y otro a Louis Lumière; dos a Víctor Hugo, otro a Pascal y otro más, atención, a Miguel de Cervantes y Don Quijote. En YouTube hay material de Rohmer inédito en España.

"COMEDIAS Y PROVERBIOS"

Maurice Schérer fue su nombre de pila y, aunque divulgó datos falsos sobre la fecha y el lugar, nació en Tulle el 21 de marzo de 1920. Las circunstancias han obligado a interrumpir o aplazar ciclos y homenajes previstos en filmotecas, instituciones culturales y festivales españoles. Consultemos la información. En los Seis cuentos morales, en gran medida influidos por su formación católica, la cuestión palpitante era la fidelidad, generalmente bajo un esquema argumental en el que un hombre, antes de encontrarse o/y continuar con la mujer que ama o desea, pasa por la encrucijada de conocer a otra. Casado durante más de 50 años y hasta su muerte con Thérèse Barbet y padre de dos hijos, Rohmer no abandonaría del todo el tema de la fidelidad, pero, en su segundo ciclo de seis películas, Comedias y proverbios (1981-1987), cambió la perspectiva. En películas como La mujer del aviador (1981), Pauline en la playa (1983) y El rayo verde (1986, León de Oro de Venecia, su mayor premio), además de introducir ciertas dosis de humor, las mujeres tienen el protagonismo y la iniciativa (y las dudas) y las historias que se narran ejemplifican la veracidad de sabias sentencias. En las dos primeras décadas de su carrera, su más decisivo colaborador artístico fue, como director de fotografía, el barcelonés Néstor Almendros.

CONSERVADOR EN VANGUARDIA

Rodadas con equipos y presupuestos pequeños, sin apenas música, con realista sonido directo, con intérpretes desconocidos y principiantes que lanzó y retuvo, con una puesta en escena tan sencilla como sofisticada a la hora de construir el espacio y el tiempo, con diálogos abundantes y escritos al detalle (aunque parecieran improvisados), rabiosamente urbanas o rabiosamente campestres, producidas por las productoras que él mismo fundó con otros -Les Films du Losange y Compagnie Eric Rohmer-, sus películas más personales desembocaron en un tercer ciclo, Cuentos de las cuatro estaciones (1990-1998), en el que, todavía más, el juego y las casualidades inciden en las relaciones amorosas. Conservador en vanguardia y libérrimo buscador de tecnologías y lenguajes nuevos y distintos, también dejó una huella inolvidable con sus películas singulares de época y basadas en relevantes obras literarias: La Marquesa de O (1976), Perceval el Galo (1978) o La Inglesa y el Duque (2001). Pocos como él, su influencia es hoy incalculable.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Fenerbahçe y Galatasaray quieren comprar al defensor de Roma Jesus
André onana: el Racismo es parte de mi vida cotidiana, pero decidí no obsesionarme con eso
Mourinho no considera el traslado de Coutinho. El salario de un jugador es demasiado alto para el Tottenham
Tiene 10 goles y 10 asistencias en la Bundesliga. Solo Messi, Sancho y Gnabry lo lograron en el Top 5 de la liga de Europa
El base Torino Baselli se lesionó el ligamento cruzado. Podría perderse el resto de la temporada
José Mourinho: Es hora de jugar y darle a la gente lo que quiere. El primer partido está cerca
Marcus Thuram se arrodilló después del gol, reaccionando al asesinato de George Floyd por parte de la policía