El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular y senador por Guadalajara, Antonio Román, ha pedido al ministro Illa que “trabajen para controlar la pandemia y tener una Navidad segura en toda España y no sólo para tratar de seguir en el poder”.

Durante la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en el Senado, el popular Antonio Román ha dirigido una pregunta al Gobierno “sobre si tiene el Gobierno previsto proponer un plan de medidas obligatorias de salud pública frente a la COVID-19 en toda España de cara a las fiestas de Navidad”.

La intervención le ha servido a Antonio Román para acusar al presidente Sánchez, haber gestionado la crisis sanitaria desde “la ocultación y el engaño” tanto en el Comité de Expertos, como en el número real de víctimas de la COVID 19. “Pedro Sánchez alterna decisiones autoritarias, con otras de manifiesta dejación de funciones, porque su único objetivo es permanecer en La Moncloa a cualquier precio”, ha afirmado.

Antonio Román ha asegurado que “la gestión de la pandemia ha estado basada en la contradicción, cuando no en la incoherencia no aceptando propuestas coherentes y solventes del PP” y ha puesto como ejemplo las medidas efectivas de la Comunidad de Madrid en el control de ola segunda oleada.

En este sentido, ha calificado como “lamentable” que el Illa no haya acudido esta mañana a la apertura del Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal y “si lo hiciera hace dos o tres semanas en la inauguración del Hospital de Toledo, construido hace 15 años, donde si gobierna su partido”, ha afirmado con rotundidad.

LA VACUNA NO HA LLEGADO

El portavoz adjunto ha apelado no sólo a la responsabilidad de los ciudadanos, si no también a la “responsabilidad del Gobierno para adoptar medidas de prevención y diagnóstico, porque todavía la vacuna no ha llegado, a pesar de los anuncios del Gobierno”.

Finalmente, el senador por Guadalajara ha pedido al ministro Illa que hagan más test para cortar la cadena de transmisión, prevenir contactos asintomáticos y evitar una tercera oleada. “Test masivos en zonas con niveles de trasmisión elevados, junto con rastreos efectivos además de prevención social basada en la responsabilidad individual y el distanciamiento”. “Estas -ha dicho- son las formas de controlar y limitar la expansión del virus y tener una Navidad más segura” ha concluido.