Spain

Quiénes son los auténticos fascistas

Es notoria la irresponsable alegría, con la que se predica, hoy, que determinados conjuntos de personas, relacionadas con el poder político, son “fascistas”. Mejor aún, el jolgorio, un tanto pueril, cristaliza, sobre todo, en la autocalificación de “antifascistas” (“antifas”, según la jerga al uso), que utilizan, para sí mismos, los izquierdistas radicales.

Es sabido que, en el análisis de la realidad política, las primeras impresiones, próximas al sentido común, no siempre se ajustan a la realidad. Es más, en el caso español actual, se puede producir la sorprendente paradoja de que los “antifas” sean, si bien se mira, los verdaderos fascistas. Es algo así como la realización del absurdo, que retrató, magistralmente, Chesterton en El hombre que fue Jueves.

En sentido propio, el fascismo original (Mussolini y luego, extremado, Hitler) fue un movimiento histórico, que empezó con la crisis de los años 20 del siglo pasado. Luego, se diluyó con el resultado de la II Guerra Mundial, aunque quedaron algunos restos autoritarios en muchos países. Fuera de su localización histórica, quedan, hoy, muchos trazos de la mentalidad fascista en ciertos movimientos actuales de tipo progresista extremo. Es el caso, por ejemplo, del conglomerado de Unidas Podemos en la democracia española actual. La prueba es su querencia por ciertos regímenes, que pasan como exponentes del espíritu totalitario. Se podrían citar los casos de Cuba, Venezuela o Irán. Su estilo indumentario (estudiado desaliño) se halla en consonancia con la estética del fascismo clásico.

El núcleo de la doctrina fascista se contiene en la consigna de Mussolini: “Todo dentro del Estado, nada fuera del Estado”. Aunque, en la práctica, habría sido más preciso decir “todo dentro del Partido, nada fuera del Partido”. Se trata de un desiderátum casi imposible. Sin embargo, lo que cuenta es la intención, que, por eso, hay que apellidarla como totalitaria.

La clave para calibrar el “índice de fascismo”, en un individuo, más aún, en una formación política, es su disposición a utilizar la violencia, si llega el caso, para acceder, más fácilmente, al poder. Visto por ese lado, es claro que los auténticos fascistas, en España, han sido los mal llamados “etarras”. Ahora, se acogen al movimiento Bildu, que, en vascuence, significa algo así como “convento”.

La cuestión es que la sociedad española es, hoy, poco proclive a la violencia, y menos, la de naturaleza política. Sin embargo, recientemente, hemos visto un estallido de la violencia callejera (que recuerda la de los “etarras” en sus días de apogeo) con el pretexto de defender la “libertad de expresión”. Es un derecho inexistente en los Estados totalitarios, que en el mundo son. Es evidente la contradicción de tales tácticas, auspiciadas por el independentismo catalán más radical y, en la sombra, por Unidas Podemos. Es claro que ahí reside el núcleo del verdadero fascismo, que, hoy, campa en España. Naturalmente, esos grupos de nuevos terroristas callejeros a sí mismos se consideran “antifascistas”.

Las elecciones regionales, que se han celebrado, últimamente, en España, han sido bastante pacíficas. Los pequeños conatos de violencia han procedido de los simpatizantes de Unidas Podemos, esto es, los sedicentes “antifascistas”. El objeto, casi único, de tales ataques han sido los candidatos de Vox, a los que los agresores tildan de “fascistas”. Donosa paradoja. La conclusión no es, ya, que “la realidad no es lo que parece”, sino que, en esta ocasión, es “lo contrario de lo que parece”.

Football news:

El presidente de la UEFA, Alexander ceferin, comentó sobre la decisión de seis clubes de la Premier League de salir de la Superliga de Europa
Tuchel sobre la lucha por el Top 4: todo en manos del Chelsea
Chelsea anunció su retirada de la Superliga el último de los clubes de la Premier League
Seis clubes ingleses - Manchester United, Manchester City, Liverpool, Chelsea, Arsenal y Tottenham - tienen la intención de regresar a la asociación de clubes europeos (esa) después de decidir retirarse de la Superliga de Europa
La Superliga no se rinde: prometen revisar el formato para regresar y salvar más el fútbol
El fútbol pertenece a los aficionados. Hoy más que nunca. Tweet del día de Gerard Piqué
Milan e Inter se retiran de la Superliga