logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Queen, Hendrix, Bob Marley... las leyendas de la música que nunca ganaron un Grammy

Los Premios Grammy siempre han tenido fama de ser demasiado benévolos con los artistas súperventas y los más populares, y de ignorar a grandes artistas menos conocidos pero que seguro merecían su reconocimiento. Pero el recorrido de estos galardones, que empezaron a entregarse en 1959, también ha ignorado a auténticas leyendas de forma bastante incomprensible.

Uno de los ejemplos más flagrantes es el de Queen. A pesar de haber creado himnos universales como «Bohemian Rhapsody» y de haber vendido más de 300 millones de discos en toda su carrera, nunca fueron reconocidos con el gramófono dorado. Estuvieron nominados en cuatro ocasiones.

Muy parecido es el caso de los británicos Led Zeppelin, autores de la canción más radiada de la historia («Stairway to heaven»), e igual que la banda de Freddie Mercury, vendieron más de 300 millones de discos. Los estadounidenses The Beach Boys tampoco pudieron conseguir el premio en toda su carrera, a pesar de que su música ha influido a generaciones y de que su disco «Pet Sounds» es considerado por la revista Rolling Stone como el segundo más importante del siglo XX. Aunque también se convirtieron en uno de los grupos esenciale s de la historia del rock, The Doors tampoco lo consiguieron.

Pero si hay un héroe de los sesenta que mereció llevarse un Grammy, ese fue Jimi Hendrix. Grabó algunos de los discos más importantes de la década, pero sólo se le concedió un premio a título póstumo por toda su carrera. El mismo reconocimento obtuvo Diana Ross, heroína de Motown, después de doce nominaciones que acabaron en nada.

Otra carencia llamativa en el altar de ganadores de los Grammy es la de Bob Marley. Icono mundial y máximo representante de todo un género (el reggae), debió llevarse uno o más de estos premios a todas luces.

En los ochenta, noventa y este siglo, los Grammy han seguido ignorando a muchísimos grandes artistas. Por ejemplo Depeche Mode, que han vendido más de 120 millones de discos y, a pesar de mantener una carrera sólida que sigue llenando estadios, no tienen ningún gramófono en su haber.

Los buques insignia del brit-pop, el gran fenómeno de los noventa junto al grunge, tambien han sido ninguneados por estos premios: ni Oasis ni Blur han subido a recoger un Grammy en su vida. También hay divas del dance-pop que han caído en desgracia, como Katy Perry, y por último están los malditos, los que han sido nominados infinidad de veces y siguen sin ganar. Snoop Dogg ha sido candidatos 16 veces, Björk 15, Martina McBride 14, y Nicki Minaj 10. Y todos siguen esperando su momento de gloria.

Themes
ICO