La concejala socialista Enma López ha anunciado que su Grupo llevará a la Comisión de Vigilancia de la Contratación el contrato con el Clúster Big Data Madrid para conocer el estado de implantación de las nuevas tecnologías en los mercados municipales, porque “está lleno de irregularidades”.

“Esperábamos mucho de este Clúster Big Data”, asegura la edil, pero los resultados muestran que “solo se han analizado 10 establecimientos, todos de primera, y 8 incluidos en su chiringuito de Mercado 47”, de modo que “para el Gobierno municipal más de 30 mercados directamente no existen: ni Numancia, ni Guzmán el Bueno, ni Bami…”.

Añade que “en realidad esto no es big data, es una simple encuesta que ha costado 18.000 euros de dinero público”, con el argumento de que se necesita “alta tecnología y alta cualificación” y cuyo resultado es “un informe de 40 páginas y muchas fotos, plagadas de lugares comunes”.

En ese informe se invita a crear un buzón de sugerencias, seminarios sobre redes sociales, mejorar el nivel de digitalización, dar a conocer las lonjas, desarrollar eventos… “Es como nuestro Plan de Mercados pero en pobre y en caro”, ironiza López, quien agrega que “hemos encontrado tantas imprecisiones y tantos porcentajes que no suman, que vamos a tener que hablar más veces de este despropósito”.

Respecto a las conclusiones, se ve que los mercados más digitalizados lo son escasamente, de hecho solo el 58% de estos utilizan redes sociales, y tienen un altísimo nivel de resistencia al cambio; es fácil deducir la penosa situación del resto de los establecimientos.

“Su modelo de digitalización de subvenciones y mirar para otro lado es un fracaso”, espeta la concejala al responsable de Economía del Gobierno municipal, a quien invita a que “deje de malgastar dinero público en intentar justificar lo injustificable y se ponga a trabajar”.