Spain

Primera noche de calma en Barcelona tras ocho días de disturbios por Hasél

Barcelona ha vivido este miércoles su primera noche en calma después de ocho días consecutivos de violentos disturbios tras las manifestaciones en protesta por la detención de Pablo Hasél.

Sí que ha habido incidentes, en cambio, en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), donde se han repetido la quema de contenedores, la construcción de barricadas, los saqueos a comercios y los ataques a los Mossos d'Esquadra.

Concentración pacífica en el barrio gótico

A través de Telegram, se había convocado una concentración en defensa del rapero y de los presos independentistas a las 19.00 horas en la plaza del Rei, en el barrio gótico de Barcelona.

Alrededor de 100 personas se han manifestado en ese punto, pero el perfil de los asistentes ha sido muy diferente al de las protestas anteriores, pues fundamentalmente han acudido personas mayores. El acto se ha desarrollado sin incidentes.

"Esperamos dar por acabada la violencia"

El comisario portavoz de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, ha explicado este miércoles que durante estos últimos días se han realizado 77 detenciones en Barcelona por los disturbios, 27 de los cuales tenían antecedentes policiales.

"Esperamos poder dar por acabados estos episodios de violencia y de saqueos que hemos vivido estas últimas ocho noches en la ciudad de Barcelona. Evidentemente nosotros no tenemos ningún problema ni ningún inconveniente con aquellas manifestaciones que se desarrollan pacíficamente", ha señalado Molinero.

Disturbios en Vilanova

En Vilanova, en cambio, sí han vuelto a registrarse disturbios. Tras una manifestación iniciada a las 19.00 horas, un grupo de radicales ha quemado contenedores con los que ha formado barricadas y han lanzado botellas contra la línea policial.

La mayor tensión se ha vivido en la zona de la Rambla de Vilanova donde los violentos han arrojado piedras a agentes de paisano y a unidades antidisturbios de los Mossos d'Esquadra.

Saqueos a comercios y un detenido

Otro grupo de manifestantes que llevaban extintores, los han utilizado contra un cordón policial en las cercanías de la plaza del Mercat y han roto varios escaparates de los establecimientos comerciales de la zona de La Rambla para después saquearlos. Los Mossos han detenido a uno de los asaltantes acusado de robo con fuerza.

Varias dotaciones de los bomberos han apagado los fuegos y, posteriormente, los manifestantes han disuelto la protesta.

Ataque a la sede del PSC y apoyo de la CUP

Los violentos también han atacado la sede del PSC en esa localidad, realizando pintadas en su fachada con mensajes a favor de la libertad de Hasél.

La alcaldesa de Vilanova, Olga Arnau (ERC), ha condenado los altercados mediante un tuit. Cabe destacar que ERC gobierna la localidad en coalición con JxCat y la CUP, y que los antisistema habían emitido horas antes un comunicado en el que daban su apoyo a "las movilizaciones" de estos días en apoyo de Hasél.

Tranquilidad en Manresa

En Manresa (Barcelona), también ha habido una concentración para pedir la libertad de Hasél.

Los manifestantes han llegado hasta la comandancia de la Guardia Civil de la localidad pero no se han registrado incidentes.

Football news:

Megan Rapino: No pido un salario como el de Messi. No solo los negros deberían hablar de racismo en el fútbol, sino de homofobia: no solo los gays
Luca Zidane: Mi apellido llama demasiado la atención. La gente piensa que juegas porque eres el hijo de alguien
Jorkaeff sobre Ronaldo: el Mejor con el que he jugado. A veces solo lo vimos irrumpir en el área
Thuram sobre el racismo: Históricamente, la culpa es de la víctima. La mayoría de los que anhelan el cambio no quieren escuchar a los que sufren discriminación
Modric sobre las declaraciones de Klopp y Koeman sobre el arbitraje: está bien cuando se trata del mejor equipo del mundo. Nada puede empañar la historia del Real Madrid
Zidane ante el Liverpool: No vamos a repartir fuerzas. El Real Madrid ha venido por la victoria
El Barcelona quiere que el sueldo de agüero dependa del nivel de su juego. La Juve le ofreció al delantero 10 millones de euros al año