Spain

Precipitaciones catalíticas

La Tercera

«Lo decisivo, ahora, es que Sánchez reaccione patrióticamente y pague la siguiente ronda. Fijado al suelo, como un tentetieso, por el contrapeso de sus socios parlamentarios, el presidente ha prodigado, desde que estrenó gobierno, golpes de efecto y eventualmente de cólera, pero de verdad, de verdad de la buena, no se ha movido ni un milímetro. Ha llegado para él la gran ocasión. Si no la aprovecha, apaga y vámonos»

El agua oxigenada tiende a descomponerse en agua convencional y oxígeno. Pero cuando se añade yoduro, la descomposición se acelera y adquiere dimensiones catastróficas. A eso se le llama catálisis, y a la sustancia precipitante, catalizador. La democracia española ha venido sufriendo, de un tiempo a esta parte, sucesivas crisis catalíticas, una tras otra. La penúltima a gran escala corresponde al intento de secesión de octubre de 2017. Hasta ese momento, abundaban las señales de que la evolución del Estado autonómico estaba siendo mala. El enfrentamiento entre PP y PSOE, y la consiguiente necesidad de completar mayorías apoyándose en partidos desafectos a la unidad de España, había provocado, en Cataluña y el País Vasco, una inhibición constitucional enormemente peligrosa. No

Football news:

Red Bull rompió la locomotora con una variedad perfecta de ataques. El loco golpeado no sabía qué hacer
La Supercopa de España no puede celebrarse en Arabia Saudita, sino en España
Los goles de zobnin, kuzyaev y Skopintsev reclaman el título de mejor en noviembre
Romelu Lukaku: año y Medio en el Inter - el mejor de mi carrera
Bulykin sobre las posibilidades de Loko para ir a los playoffs de la Europa League: será muy difícil hacer algo
João Félix: al Atlético le falta Suárez y costa
Loco no sabía qué hacer, le costó a Red Bull anotar primero. Naumov sobre 1:3