Desde Guadalajara, la diputada autonómica Ana Guarinos recordaba que el viernes el presidente regional tuvo dos actos oficiales en Tenerife, tras lo que “aprovechí el viaje para hacer ruta turística por las Islas Canarios pese a no tener agenda oficial”, tal y como consta en el Portal de Transparencia de la Junta.

Se dedicó, por tanto y según su opinión, a “aprovechar su cargo y su condición para disfrutar de un fin de semana privado haciendo turismo, incumpliendo las normas que ellos mismos dictan en la región”.

También desde Toledo la vicesecretaria de Participación del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Tania Andicoberry, calificaba de “indignante y vergonzoso” que García-Page “se vaya de viaje turístico privado a Canarias mientras miles de castellanomanchegos siguen encerrados en la región con la prohibición de salir de la comunidad para visitar a familiares”.

De esta manera, ha mostrado el “más absoluto rechazo de todo el PP por la actitud de Page que tiene a la comunidad cerrada perimetralmente perjudicando así a la economía regional con miles de negocios que se ven afectados por esas prohibiciones”.

La dirigente popular ha indicado que la “desfachatez y la desvergüenza del presidente y del consejero ya roza el ridículo” y les ha acusado de “reírse de los castellano-manchegos” que están respetando en todo momento “las normas de conducta y las restricciones y las prohibiciones impuestas por el Gobierno socialista”.

De otro lado y desde Cuenca, el senador José Manuel Tortosa ha pedido “ejemplaridad” al presidente regional en su conducta “y que no utilice la excusa de un acto oficial para irse varios días de vacaciones”.

Para Tortosa, al menos mientras permanezca activo el cierre perimetral de la comunidad, “sus gobernantes tienen que ser los primeros en suprimir cualquier viaje que no esté relacionado con el trabajo y reducir las salidas de Castilla-La Mancha a su mínima expresión”.