logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

¿Por qué sigue en pie la huelga indefinida de las futbolistas?

Pasan los días y todo sigue igual. La probabilidad de que se desconvoque la huelga de las futbolistas el próximo fin de semana cada vez es menor. Este lunes, después de tres horas de reunión entre patronal y sindicatos en la Dirección General de Trabajo, en la que también participaron representantes del gobierno español y del Consejo Superior de Deportes, volvió a evidenciarse la falta de entendimiento para la firma del convenio colectivo.

En el momento de mayor visibilidad en España, el fútbol femenino corre el riesgo de sufrir un frenazo en seco. Después de llenar estadios como San Mamés o el Wanda Metropolitano la temporada pasada y de conseguir enganchar a millones de espectadores al televisor durante el Mundial, el inicio de curso está plagado de turbulencias por, principalmente, dos puntos de fricción y siempre con un denominador común: el dinero.

La parcialidad laboral y los derechos televisivos siguen siendo los principales puntos de fricción

De un lado están las exigencias económicas y sociales de las futbolistas y la reiterada negativa de la Asociación de Clubs de Fútbol Femenino (ACFF). Ni siquiera una nueva propuesta de los sindicatos –de la cual se desconoce el contenido– sirvió para desatascar la situación. Por otro lado está la guerra televisiva entre la Federación y Mediapro. En el primer caso, la cláusula de la parcialidad laboral sigue siendo una línea roja que ni patronal ni sindicatos quieren cruzar.

Las jugadoras sin contrato a tiempo completo aceptan el 75% de un sueldo base hasta el momento fijado en 16.000 euros, eso es, 12.000 euros, mil brutos al mes. En cambio, la ACFF sigue anclada en los 8.000 euros al considerar que la otra cantidad es inasumible para muchos clubs, condenados al descenso o incluso a la desaparición. Así lo cree su presidente, Rubén Alcaine, quien destaca que la eclosión mediática del fútbol femenino español no se corresponde con la realidad económica.

En el momento de mayor visibilidad en España, el fútbol femenino corre el riesgo de sufrir un frenazo en seco
En el momento de mayor visibilidad en España, el fútbol femenino corre el riesgo de sufrir un frenazo en seco (EFE)

Esos 4.000 euros de diferencia insalvables parecían tener solución con las propuestas de la Federación y de Mediapro, pero ni con esas. Sus millones eran esenciales para alcanzar las demandas de las jugadoras. La semana pasada el grupo audiovisual tomó la iniciativa prometiendo liberar el contrato con los clubs para ceder sus derechos a la Federación. Renunciaba a pagar la mitad de lo acordado (1,5 millones) pero se comprometía a abonar la otra mitad a cambio de emitir dos partidos en abierto cada jornada.

Al ofrecer romper el contrato con los clubs pertenecientes a la ACFF –entre los cuales no figuran Barça o Tacón, entre otros– el camino quedaba despejado para que Luis Rubiales diera luz verde a la partida presupuestaria destinada al fondo de garantía salarial. Los clubs de la Primera Iberdrola podrían adherirse al Programa Elite y recibir a cambio medio millón que, sumado a los derechos televisivos de Mediapro, permitirían cuadrar cuentas. Nada más lejos de la realidad.

Futbolistas ON apunta a la Federación como responsable: “¡Ya basta de reírse de las jugadoras!”

Rubiales rechazó la oferta de Mediapro y sigue sin permitir a los clubs percibir esos 500.000 euros. Se decantó por poner sobre la mesa más de un millón y apostó por el derecho de arena, lo que se traduce en que los clubs tengan preferencia a la hora de retransmitir sus encuentros. Futbolistas ON, uno de los sindicatos de las jugadoras, señaló que se sigue sin llegar a un acuerdo porque la Federación no cumple con lo prometido. “¡Ya basta de reírse de las futbolistas, de la ACFF y faltar al respeto a los sindicatos que sí miramos por ellas! La huelga sigue adelante”.

Themes
ICO