En un comunicado, ha lamentado que el PP siga haciendo “oposición desleal” con propaganda falsa contra el Gobierno de la coalición progresista en España “tergiversando un hecho”. “Su obsesión actual es desgastar al nuevo Gobierno surgido de las urnas, lo hace sin escrúpulos en el respeto a la democracia y en esa estrategia no les importa retorcer la verdad”.

“Llamar a la gestión de la Junta de Castilla-La Mancha de todo el año 2017 presupuesto PSOE-Podemos, teniendo en cuenta que el presupuesto acordado entre ambos partidos entró en vigor en septiembre de ese año es evidentemente forzado”, ha manifestado.

Más lo es, según ha dicho, vincular a Podemos al Informe del Tribunal de Cuentas “cuando ninguna de las observaciones que realiza este órgano de control son en relación a órganos de gestión dirigidos por miembros de Podemos, entrados a partir de agosto de ese año”.

Por ello, ha vuelto a poner en valor el trabajo y los logros del partido en el Gobierno de Castilla-La Mancha durante los 21 meses en que formó parte del mismo. “Especialmente manifestamos el acierto de la recién aprobada Ley de Participación”.

“Esta ley es, a pesar de las enmiendas que han reducido su alcance, una herramienta para mejorar y proteger la democracia; especialmente con el complemento que supone el aumento del sistema de protección social impulsado por la Consejería de Garantías Sociales”, ha subrayado.

Bajo su punto de vista, frente a estos avances el PP se dedica a tergiversar la verdad para atacar al Gobierno de coalición estatal, “única oportunidad de frenar a la extrema derecha y ensanchar los derechos sociales de las españolas y españoles”.