Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron el 4 de septiembre de 2013, cuando tras investigaciones realizadas por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Hellín sobre W.P.V., se estableció un dispositivo de control en torno al procesado, procediendo a su detención cuando realizaba una venta en la localidad albaceteña.

En el momento de la detención el acusado portaba 17,58 gramos de cocaína, distribuidos en diferentes bolsitas para su venta.

Los agentes procedieron después al registro de las viviendas del acusado, en las que encontraron 5.092 euros, 11 teléfonos móviles, 882,26 gramos de cocaína, diversas joyas, una balanza de precisión, envoltorios y libretas con anotaciones. La droga intervenida habría alcanzado un valor de 18.527,24 euros.

Entre los compradores de W.P.V. se encontraba el otro acusado, M.A.C., que adquiría la cocaína tanto para consumo propio como para venderla a terceros en Alcadozo.

Unos hechos que la Fiscalía considera que son constitutivos de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño a la salud por el que piden 5 años de prisión y el pago de una multa de 30.000 euros para W.P.V., así como el comiso del dinero y las sustancias intervenidas, y 2 años y 11 meses de prisión para M.A.C.