Spain

Phyllida Lloyd: "La pandemia ha demostrado que hay dinero para gasto social y lo que se quiera. El problema es la prioridad"

La directora británica de 'Mamma Mia!' y 'La dama de hierro' insiste en su brillante cine desprejuiciadamente feminista con 'Volver a empezar', una lúcida y brutal reflexión sobre el maltrato machista que triunfó en Sundance

La directora Phyllida Lloyd.
La directora Phyllida Lloyd. AFP

Phyllida Lloyd (Bristol, 1957) tiene claro que no hay que pedir perdón. Ni por ser mujer ni por ser feminista ni por alternar cine y teatro con la misma soltura y clase que viaja del cine más rabiosamente comercial al independiente. Igual retrata sin prejuicios la figura de Margaret Thatcher que se sumerge en las más duras consecuencias de la política conservadora. Lo mismo redescubre Abba para las nuevas generaciones que se inventa un Shakespeare interpretado únicamente por mujeres. Ahora (este viernes) estrena 'Volver a empezar (Herself)' tras haberse convertido con esta descripción tan cálida y esperanzada como inmisericorde del maltrato machista en la última sensación de Sundance y de lo que vendrá.

Esta entrevista tiene lugar el día que celebra el día mundial para la eliminación de la violencia contra las mujeres...
Sí y pocas veces ha sido más necesario que ahora tomar consciencia del problema. El confinamiento es una incubadora perfecta para las relaciones abusivas. El abusador pueda actuar con absoluta impunidad. Y eso es tanto consecuencia del encierro como de que las autoridades están demasiado ocupadas en otro asunto. De repente, uno de los problemas más urgentes de nuestra sociedad, el maltrato, deja de ser prioritario. No descubro nada. Se trata simplemente de una tremenda injusticia. ¿Diría que la principal motivación para su película ha sido social, antes que sólo cinematográfica, signifique esto lo que sea?
Sin duda, y no me avergüenzo de ello. Una puede hacer una película por muchas razones: por dinero, por fama, por necesidad... En este caso, tenía claro que quería mostrar este asunto y reclamar más ayudas, más casas de acogidas... Pero también quería llamar la atención a las personas que viven algo así para que sepan que pueden y deben pedir ayuda.Las mujeres están siempre en el centro de su trabajo. Pienso en la adaptación de Shakespeare para ser interpretada únicamente por mujeres. ¿Cuánto de urgente es para usted cambiar no sólo la perspectiva de abordar los problemas sino transformar el propio concepto de cultura?
No creo que haya una conspiración de los hombres para sojuzgar a las mujeres. Nadie está conspirando contra nosotras. Simplemente, la normalidad se ha encargado de borrarnos y lo ha hecho de tal modo que ni siquiera se nota. No es maldad, es silencio. Y creo que es importante señalarlo simplemente, hacerlo notar. Cuando alguien va al teatro y sólo ve a mujeres haciendo los personajes de Shakespeare se extraña y rápidamente lo convierte en noticia. ¿Por qué dábamos como algo normal, y nadie se extrañaba por ello, que antes sólo hubiera hombres protagonizándolo todo? No es tanto denunciar como mostrar entonces...
Sí, de mirar donde antes ni se miraba. Se trata de contar historias que no se habían contado y de escuchar voces que no se escuchaban. Ganamos todos. Y no se trata sólo de las voces de las mujeres sino de todas aquellas que nunca se han escuchado.La oigo hablar y ya escucho la reacción airada de los amenazados por, como dicen, el nuevo puritanismo o por la dictadura de lo políticamente correcto...
Es sólo miedo. No estamos echando a nadie. Simplemente queremos el sitio a la mesa que hasta ahora no hemos tenido. Hay suficiente espacio y cuantos más seamos mejor para todos. Simplemente probemos. Probemos a que todos los puestos de poder y autoridad se ocupen al 50%, puesto que somos el 50% de la población. ¿Qué es lo peor que puede pasar? La meritocracia quedaría discutida...
Sí, ya conocemos el argumento de que si la discriminación positiva es discriminación, que si la mediocridad y la inexperiencia camparán a sus anchas... Bueno, quizá es necesario pasar por ello durante unos pocos años. Son siglos en sentido contrario. Sería un pequeño sacrificio para una victoria enorme para todos y para siempre.¿Usted se ha sentido discriminada en su trabajo?
Nunca me he sentido discriminada por nadie en concreto. El problema es otro; el problema está en mí misma, en el interior si quiere. Me llevó años creer que podía hacer lo que finalmente hago. Y ése es un problema que nunca tuvieron mis colegas hombres. Ellos fueron educados en el convencimiento de que podían. Sin embargo, sí que veo que hay una nueva generación de mujeres que ahora rondan los 30 y que están más seguras de sus posibilidades y son más conscientes de su verdadero poder. Tienen el control. Las noto más relajadas, menos neuróticas.¿Diría que esta película es el otro lado, el lado oscuro, de 'La dama de hierro'?
Se podría decir que algunos aspectos de la política que Margaret Thatcher representaba son los que se ven en 'Volver a empezar', en cuanto a deterioro de los servicios públicos. Pero téngase en cuenta que esta película discurre en Irlanda no en Reino Unido. Pero sí son completarías. Una es la historia de un personaje que empieza desde una posición de poder y que, como el rey Lear, acaba convertido en un bebé balbuciente. Es una historia 'shakespeareana'. Y el trayecto de la protagonista en esta película es el inverso. Ella empieza desde el fondo, también como un bebe que balbucea, y termina... Lo dejamos aquí.¿Cree que hemos aprendido algo de esta pandemia que no acaba?
Lo más importante es que ha quedado claro que el Gobierno dispone de dinero para cualquier cosa. Eso que se nos ha dicho todo estos años de austeridad de que no había dinero para servicios sociales, para la sanidad y la educación, era falso. Si la urgencia está clara hay dinero. Siempre. Es un problema de prioridades, no de dinero. Creo que hemos aprendido a ser más impacientes con lo que es justo. Ahora somos más conscientes de la comunidad y de lo duro que puede ser verse solo y aislado. Espero que cuando llegue la vacuna no nos olvidemos de todo.
Una escena de de 'Volver a empezar' con Clare Dunne.
Una escena de de 'Volver a empezar' con Clare Dunne.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Víctor Font: García está listo para jugar gratis para el Barça hasta el final de la temporada. El Candidato a la presidencia del Barcelona, Víctor Font, ha dicho que el defensa del Manchester City, Erik García, quiere ir al Club Catalán
El Arsenal ha anunciado el traspaso del centrocampista Martin Edegor a préstamo del Real Madrid
En los últimos seis meses, podría haber decepcionado a Kai Havertz. Ahora te sorprenderá de nuevo
El Barça es Interesante para Marcos Alonso y Gaia, del Valencia. El Club quiere reforzar la posición del lateral izquierdo
Pep Guardiola: Tuchel es un entrenador excepcional. Estoy seguro de que tendrá éxito con el Chelsea
El futuro de Flick en Baviera está en duda. Tiene una relación complicada con Salihamijic
La autobiografía de Mihailović - en noviembre de 2020 se publicó la autobiografía de sinisha Mihailovićel Partido de la vida. El libro está coescrito por Andrea di caro, subdirector de la Gazzetta dello Sport, y cuenta la vida y la carrera del legendario futbolista, desde sus años de infancia hasta la lucha contra la leucemia, diagnosticada en mihailovich en 2019