logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Perder, perder y perder

O la Navidad le trae a la afición del Hércules un equipo nuevo o la temporada 2019-20 pasará a la historia de la entidad como la más desastrosa de su casi centenaria historia. El equipo alicantino, pese al cambio de entrenador, no tiene remedio. Es pura impotencia y fragilidad, como quedó demostrado ante el Badalona.

En un duelo directo por la salvación, el Hércules volvió a ofrecer su peor imagen. Ha convertido la derrota en una rutina. Da igual ya el rival sea un igual, que un aspirante al ascenso o un vecino provincial. El Hércules es una máquina de perder y ya ni parece mostrar el menor síntoma de rebeldía ante su destino.

Tras adelantarse en el marcador, el equipo se desdibujó al primer contratiempo. Y ya fue incapaz de levantarse de la lona. Ni siquiera hubo un conato de reacción o de orgullo. Es un equipo muerto, sin alma, que vieja a la velocidad del sonido a Tercera.

El nuevo Hércules se Mir se pareció bastante a versiones anteriores de esta misma temporada de no ser por la presencia de Felipe Alfonso, tras cuatro meses fuera del equipo por lesión, en el lateral derecho y de Moha como referencia ofensiva.

El conjunto alicantino, ante un estadio casi vacío, arrancó el partido repleto de buenas intenciones y con un punto de intensidad superior al de otras tardes ante un rival protegido en defensa con una línea de cinco defensores.

Las internadas de Felipe y algún escarceo de Borja fueron lo mejor en el inicio, aunque atrás el equipo siguió mostrando debilidad en el repliegue y el juego sin balón. El Hércules encontró el gol superado el cuarto de hora en una estampida de Borja, quien recogió un rechace para penetra en el área y disparar al palo. Moha, atento en un nuevo rol de nueve, apareció en el momento justo para recoger el balón y empujarlo a la red.

El tanto debería haber aplacado la ansiedad del Hércules, pero este año las buenas noticias apenas duran unos minutos en el Rico Pérez. El Badalona, en su primer intento por empatar, hizo diana por medio de Abel, quien cazó en el segundo palo un centro desde el costado derecho de la defensa alicantina.

El empate desdibujó por completo al Hércules, que volvió a exhibir todos y cada uno de los defectos de esta temporada. El Badalona olió sangre y se animó a dar un paso adelante, acorralando por momentos a su rival, incapaz de retener la pelota o de volcar el juego al área contraria.

Cris Montes fue una pesadilla por el carril izquierdo, talón de Aquiles del Hércules, y pudo en dos ocasiones adelantar a su equipo, pero en la primera acción nadie acertó a conectar el remate y en la segunda su disparo salió rozando el ángulo.

El Hércules alcanzó el descanso abatido anímicamente y silbado por su hinchada, que no apreció la más mínima mejoría en un equipo cuya decadencia parece incontenible. La primera medida de Vicente Mir en el segundo tiempo fue sacrificar a Alejandro Alfaro, quien desaprovechó de nuevo su oportunidad, por Miranda, pasando Benito a ocupar el perfil zurdo del medio campo.

La salida del extremeño fue jaleada por la grada, deseosa de ver un poco de carácter en su equipo. Sin embargo, el centrocampista apenas tuvo peso en el partido, que se puso cuesta arriba tras un error de Benito, quien regaló el balón a Montes para que el extremo pusiera la directa hacia el área y sirviera el gol a placer a Chema Moreno.

Mir prescindió de Álvaro, un central, para dar entrada a Jona y el Hércules monopolizó la posesión del balón, pero sin ocasiones. Carlos Martínez y Moha se mostraron muy activos, pero sin acompañantes que culminaran sus acciones de ataque.

El equipo alicantino se fue descubriendo poco a poco y el Badalona rondó el tercero con un disparo de Montes que tras golpear en un defensa se estrelló en el larguero. La grada, nerviosa, comenzó a cantar contra el equipo y, sobre todo contra el consejo, al que pidió su dimisión.

En medio de un ambiente hostil, el juvenil Abde se convirtió en la única esperanza del Hércules, pero el marroquí apenas pudo brillar arrastrado por el juego de un equipo roto y desnortado. El equipo alicantino no fue capaz ni de asustar al Badalona, que ganó con una facilidad pasmosa a un rival en estado de coma.

FICHA TÉCNICA:

  • Hércules CF: Falcón; Felipe Alfonso (Abde, min. 78), Álvaro (Jona, min. 60), Íñiguez, Nani; Yeray, Diego Benito; Alejandro Alfaro (Miranda, min. 46), Carlos Martínez, Borja y Moha.
  • CF Badalona: Morales; Robert, Robusté, Pelón, Valentín, Toledo (Kilian, min. 61); Marc Carbó, Cris Montes (Toni Jou, min. 83), Adri Díaz, Chema Moreno y Abel (Mayor, min. 72).
  • Árbitro: Domato Pedreira (Colegio Murciano). Mostró tarjeta amarilla a Robusté, Marc Carbó y Mayor por el Badalona y a Pablo Íñiguez y Jona por el Hércules.
  • Goles: 1-0, min. 19: Moha. 1-1, min. 22: Abel. 1-2, min. 54: Chema Moreno
  • Incidencias: Encuentro correspondiente a la décimo séptima jornada de Liga disputado en el estadio José Rico Pérez ante unos 5.000 espectadores.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
Themes
ICO