logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Pedro Sánchez intenta recular tras jactarse de controlar la Fiscalía

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reiterado este miércoles en una entrevista en RNE su voluntad de conseguir que Carles Puigdemont vuelva a España «más pronto que tarde» para ser juzgado, pese a que la cuestión se enmarca ya en un plano estrictamente judicial.

Al preguntarle cómo lo va a hacer, el presidente ha contestado: «Ya lo estamos haciendo». Ha recalcado que el Gobierno español está suministrando a la justicia belga toda la información necesaria para que sea efectiva la euroorden contra Puigdemont.

Ha señalado en este sentido que fue la Fiscalía la que pidió la activación de la euroorden para traer a Puigdemont a España, algo que anunció como un compromiso en el debate electoral. ¿Cómo lo está haciendo? Ha respondido así: «¿La Fiscalía de quién depende? Pues ya está».

Durante la causa del «procés», Sánchez siempre defendió la independencia y la autonomía de la Fiscalía con respecto al Gobierno cuando desde el independentismo se le pedía que influyese para que no acusara de rebelión a los dirigentes encarcelados.

Las asociaciones de fiscales han recibido con « profundo malestar» las palabras del presidente del Gobierno en funciones y han dejado claro que el ministerio fiscal «no recibe órdenes» de La Moncloa. La Asociación de Fiscales (AF) espera que sea «una lamentable confusión» que muestra sin embargo el «tremendo desconocimiento del presidente», algo que también comparte la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF).

También la Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha manifestado su malestar poco después de las palabras de Sánchez y ha reivindicado la autonomía e independencia de la Fiscalía a través de su perfil de Twitter: «El Ministerio Fiscal es autónomo del Gobierno, de cualquier Gobierno y este no puede dar órdenes a la Fiscal General, que quede claro».

Tras casi más de cinco horas de polémica, con un mitin en Córdoba en el que no se ha pronunciado al respecto, Sánchez ha publicado un tuit, con el que tanto el Gobierno como el PSOE albertaban de que estaba intentando recular. En dicha publicación, Sánchez asegura que la Fiscalía cuenta con el «respaldo» del Gobierno y que Puigdemont será juzgado «con imparcialidad».

Pedro Sánchez ha defendido por otra parte su promesa de reformar el Código Penal para incluir la prohibición de los referéndums ilegales porque los independentistas «se están planteando volver a hacerlo».

Ayer, tras prometer Sánchez en el debate que haría volver a Puigdemont desde Bélgica a España, el expresidente catalán retó al jefe del Ejecutivo con un mensaje publicado en las redes sociales: « ¿Usted me quiere secuestrar, señor Pedro Sánchez?».

En su mensaje, Puigdemont decía que la promesa de Sánchez, que hace como candidato pero que le vincula como presidente en funciones, solo se puede cumplir de dos maneras, «y las dos son ilegales, son contrarias al derecho de la UE y a la democracia».

Para Puigdemont, una opción es que Sánchez «tome desde el Consejo de Ministros las decisiones que en una democracia consolidada solo puede tomar el poder judicial». «Lo otro es practicar lo mismo que un ministro y otros dirigentes de su partido, el partido socialista, practicaron en el pasado y que usted seguramente justifica: el secuestro de personas».

En la entrevista de RNE, Sánchez ha descartado continuar en La Moncloa después de las elecciones generales del 10-N con el apoyo de formaciones independentistas porque «España necesita estabilidad» y ellos «no la pueden dar».

El líder del PSOE se ha comprometido a «buscar el mejor acuerdo parlamentario para España» y ha reconocido que «el mejor acuerdo parlamentario es un acuerdo progresista» con Unidas Podemos: «Sin duda alguna».

Themes
ICO