Spain

Ofrecen 3000 euros de recompensa para quien encuentre al gato de esta celebrity

Esta semana hemos conocido casos de famosos que han perdido a sus mascotas, ya sea porque fueron secuestrados (como el caso de los perros de Lady Gaga que ya han sido devueltos a una comisaría de Los Ángeles) o bien porque se han perdido. 

Este es el caso de Rajah, el gato de Alix Desmoineaux que desde el miércoles por la noche lo buscan sin descanso. Alix es muy famosa en Francia por haber participado en varios "realitys". Desde agosto reside con su equipo en Marbella. Fue allí, en la lujosa urbanización Vega del Jaque, en Benahavís. “Abrió una ventana que llevaba tiempo queriendo abrir y se escapó”, relató su manager. Desde entonces no lo han vuelto a ver, a pesar de que no han parado de buscar por la zona más cercana. 

Rajah es un gato Savannah, de tan solo un año, macho y muy parecido a un leopardo. Según las mismas fuentes, Alix está destrozada: “es como su bebé”, y ha usado sus redes sociales para contar la situación que está viviendo y pide ayuda a sus más de dos millones de seguidores, llegando a ofrecer una recompensara de hasta 3000 euros para la persona que encuentre su gato. Para ello, han habilitado un número de teléfono por si alguien lo ve o encuentra alguna pista: 637230724. 

Football news:

Sevilla: la Superliga solo sirve a Intereses egoístas para enriquecer a los clubes fundadores. Sus presupuestos son ya más grandes que los del resto
La UEFA amenaza con no permitir que jugadores de clubes de la Superliga ingresen a la Euro. ¿Qué selecciones obtendrían sin ellas?
Las acciones de Manchester United y Juventus subieron un 11% y un 18% después de la decisión de crear la Superliga
Bastian Schweinsteiger: la Superliga destruirá los campeonatos nacionales
Presidente Torino sobre la Superliga: Marotta y Agnelli deberían estar avergonzados. Es algo de Judas. Traición
Jürgen Klopp: me encanta que West Ham pueda jugar la liga de Campeones. No quiero eso, pero me gusta que tengan la oportunidad
Los fanáticos de Leeds abuchearon el autobús del Liverpool en la entrada del estadio