Spain

Odegaard multiplicó su valor por once en cinco años

Desde 2014 hasta inicios de 2015 hubo una competencia durísima por fichar a un jovencísimo Martin Odegaard. Conseguir su firma fue más complicado que tener una reserva en un tres estrellas Michelin, lo que llevó a los principales clubes de Europa a un concurso por demostrar quién era más grande. El Madrid empleó todas sus armas de seducción y enamoró al noruego en enero de 2015, cuando apenas tenías 16 años. Y desde entonces su evolución, muy a fuego lento, ha resultado en la fabricación de un crack con un valor más de diez veces superior en Transfermarkt que cuando aterrizó en España.

Después del tour (Barcelona, Valdebebas, Mánchester, Londres, Múnich…) de papá Odegaard y su chico por todo el continente, visitando esas instalaciones futuristas que son hoy las ciudades deportivas de los clubes top, el acuerdo con el Stromsgodset se alcanzó por unos 2,3 millones de euros, suma a la que hay que añadir la importante inversión del Madrid en el sueldo del jugador (2 kilos siendo menor de edad y recalando en el Castilla) y la comisión a su padre. El especializado Transfermarkt le puso entonces un precio mayor que el pagado: 4 millones.

A Odegaard le costó arrancar, perjudicado por la siempre difícil adaptación a una nueva vida, más aún para un adolescente, y por las singularidades de la Segunda B. Tras un periodo de pérdida de valor en Transfermarkt, empezó a recuperarlo en el Heerenveen holandés, donde inició su ascensión. En el Vitesse, en marzo de 2019, dejó atrás la estimación hecha cuando su fichaje, poniéndose en 8 millones. De Países Bajos salió en 15 millones, y en la Real Sociedad escaló a los 20, yéndose hasta 50 y luciendo ahora, por la crisis del coronavirus, en 45.

En el inicio del proyecto de jóvenes

La incorporación de Odegaard se entiende clave en la estrategia que cambió el paradigma de fichajes del Madrid, que se ha ido especializando en el seguimiento y la captación de los talentos más prometedores del mundo. La lucha de entonces se repetiría en veranos e inviernos posteriores con otros objetivos en común con el resto de entidades de primer orden en Europa. A Odegaard le siguieron Marco Asensio (3,9 millones), Fede Valverde (5), Dani Ceballos (21), Andreiy Lunin (8,4), Brahim Díaz (15) o Take Kubo (gratis).

Los ejemplos muestran esta política de juventud intercontinental a precio casi de saldo, en la que Juni Calafat, jefe de fútbol internacional, ha sido y es capital. Calafat, especializado en mercado brasileño, también ha promovido adquisiciones de mayor desembolso y riesgo, de momento ilusionantes: Vinicius (45M€), Rodrygo (40), Militao (50) y Reinier (30).

Football news:

Ole-Gunnar sulscher: Nadie gana solo, a menos que seas Maradona
Ocampos sobre Messi: lo Miras como un Dios, pero es real. Leo ayuda a los jugadores
Sulscher sobre el trío Marsial-Rashford-Greenwood: Nada nuevo para el Manchester United. ¿Recuerdan a Ronaldo, Rooney y Tevez?
Josep Bartomeu: el Barcelona ha ganado la liga 8 veces en 11 años. Un logro histórico
Lineker sobre la decisión de CAS sobre Man City: es Difícil saber qué pasará con las reglas de la FFP después de tal
Vacaciones ocupadas de Holand: primero con su padre cortó árboles, luego discutió con un guardia de seguridad en un Club nocturno
Tebas sobre la participación de Man City en competiciones europeas: CAS no cumple con los estándares de arbitraje