Spain

"No he cambiado el chip, mi cabeza está en Tokio"

"Al principio me sentí inseguro, frío. Era empezar a competir de nuevo", analiza Orlando Ortega (La Habana, 28 años) al hablar con AS sobre su regreso a las pistas con un dorsal. Fue el pasado jueves, en Vallehermoso (Madrid), en una atípica carrera de 150 metros contra un único rival (el Sub-20 Ignacio Sáez, quien posee el récord de nacional Sub-18 de 400 metros en pista cubierta con 47.86), pero significó mucho para el actual subcampeón olímpico y bronce mundial.

"Estoy muy contento por haber podido comenzar la temporada. Ahora toca seguir disfrutando", añade. Como el resto de grandes atletas, Orlando mira a las pruebas de la Diamond League, que debe arrancar el 14 de agosto en Mónaco, con ansia. "En principio la primera en la que competiré será en Shanghái (19 de septiembre). Cuando llegue el momento estaré preparado", afirma. Sin embargo, el anuncio de la prohibición de pruebas internacionales en China hasta final de año puede trastocar sus planes.

Debido a la pandemia, su calendario "será con muchas pruebas en pocos días", pero el cubano es fiel a su filosofía de vida. "Hay que adaptarse". "En esta pandemia he aprendido, más todavía, que hay que disfrutar la vida día a día. Todo tiene solución menos la muerte y no vale agobiarte con los problemas que no puedes solucionar. Hay que vivir feliz. En mi caso intento disfrutar al máximo de lo que amo, el atletismo".

Pese a su buen ánimo, el confinamiento provocado por la pandemia de coronavirus tampoco ha sido fácil para Ortega. "En Valencia vivo en un piso y no tenía las condiciones óptimas, pero lo he superado lo mejor que he podido. Intentaba moverme un poco, hacer la parte física que era lo que se podía... estar preparado. Siempre se pierde la forma, y más si no puedes hacer el mismo entrenamiento que habitualmente realizas, pero me he ido encontrando bien. Estoy contento con mi primer resultado (15,57 en esa prueba de 150 metros). Ahora queda seguir compitiendo y dar lo mejor", reconoce.

Durante todo este tiempo sin competición, Ortega ha tenido siempre en su pensamiento una única cosa: los Juegos Olímpicos de Tokio. "Siempre digo que cuando tienes un objetivo claro debes poner la mente en él. En mi caso son los Juegos. El retraso a unos les habrá ido bien, a otros mal... yo personalmente intento estar tranquilo. No he cambiado el chip, mi cabeza está en Tokio, sea el año que viene, dentro de tres o en el momento que sea. Voy a dar lo mejor", advierte.

Mientras continúa esperando esa cita, Orlando seguirá con sus planes, en los cuales no descarta seguir compitiendo en pruebas de velocidad pura, sin obstáculos. "Soy vallista y también un velocista. Si tenemos la oportunidad de competir en velocidad lo haremos. Si no, lo realizaré en los entrenamientos para intentar mejorar la punta de velocidad y así poder mejorar en las vallas", concluye. Feliz, como un niño que estrenará los tacos en la pista.

Football news:

Bayern quiere vender Boateng en verano. El Club aún no tiene ofertas
Sulscher sobre la Europa League: el Trofeo sería un gran paso adelante para el Manchester United. Queremos ganar algo
La Juve se ha puesto en contacto con Zidane, Pochettino, Inzaghi, Spalletti y Gasperini por su trabajo en el Club. El entrenador del Real Madrid se negó
Entrenador de Brentford: hemos pasado del medio al tercer equipo de la temporada. Es un logro increíble
Burnley no va a vender Tarkowski por menos de 50 millones de libras
El Leicester quiere alquilar el Trincau al Barça con un compromiso de compra de 50 millones de libras
Scott Parker: Fulham tiene mucho que progresar. Y eso me hace feliz