logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

No hay ruido como el silencio cuando Leo cae al suelo

No hay ruido comparable al silencio del Camp Nou cuando Messi cae al suelo y no se levanta. Es algo inexplicable, como si 70.000 personas contuvieran el aliento al instante y soltaran el aire a la vez cuando ven que se levanta. Pero ya lleva mucho tiempo sin levantarse. Demasiado tiempo sin que nadie le vea evolucionar por los terrenos de juego. El argentino tiene en vilo al Barça porque de su última lesión se tuvo noticia por un comunicado médico. Ni siquiera se pudo ver en el campo o por la tele mientras uno se agarraba fuerte a lo que tuviera a mano pensando "no será nada". Llegó fría mediante una nota de prensa. Y desde entonces la grada culé le espera.

Messi apenas ha completado un entrenamiento con el resto del equipo. Es decir, que no ha tenido tiempo de asociarse con Griezmann, ni con De Jong ni en los partidos de cinco contra cinco a medio campo. No le ha chutado en su vida a Neto, no ha visto si Junior Firpo puede entender sus pases al espacio. Y eso, cuando el próximo sábado se disputará la cuarta jornada de Liga. Mucho tiempo sin poder ver a Messi sobre el terreno de juego, algo que no pasaba desde hace un año cuando se rompió el brazo ante el Sevilla, pero que nunca había sucedido en el inicio de la temporada. Hace muchos meses que los aficionados al fútbol no disfrutan de La Pulga. Los del Barça le vieron en acción por última vez en la final de Copa en Sevilla ante el Valencia el pasado 25 de mayo (hace tres meses y medio) y el mundo del fútbol no tiene noticia de él desde la Copa América de junio.

En trece años, los que van del 2006 al 2019, Messi se ha lesionado 22 veces. La lesión actual en el sóleo de la pierna derecha entra dentro de las más serias, al menos por el tiempo de baja. Hoy Messi cumple 39 días de baja desde que se lesionó en el primer entrenamiento que realizó nada más volver de vacaciones el pasado día cinco de agosto.

Tras esa sesión, Messi tenía que tomar un avión con sus compañeros rumbo a Estados Unidos para realizar la gira de pretemporada. Nunca llegó a ese avión y desde entonces vive tratando de recuperar ese músculo traicionero. La lesión actual no es la más grave que ha sufrido el argentino, que en 2006 estuvo de baja 84 días por una rotura fibrilar y ese mismo año, pero en la temporada siguiente, 91 por una fractura en el quinto metatarsiano del pie izquierdo.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO